La catedral de sal de Zipaquirá

Advertisment
Tuul Comunidad
mori_plaschinski Viajes 22/02/2016 8 visits
Publicidad

  La catedral de sal de Zipaquirá

 El municipio de Zipaquirá se localiza a 24 km de la ciudad de Bogotá. Esta pintoresca localidad colombiana es mundialmente famosa por sus minas de sal, las cuales más allá de su funcionamiento normal, albergan una de las maravillas arquitectónicas más grades del país: La catedral de sal.[[{"fid":"193806","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":""},"type":"media","attributes":{"height":"183","width":"275","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","class":"media-element file-default"}}]]

Esta catedral es un santuario religioso construido a 180m bajo la superficie terrestre dentro de las minas.  Organizar un paseo para recorrer la catedral y sus alrededores es una actividad imperdible para los visitantes y turistas que pasan por Bogotá.

 Para llegar a las minas primero hay que dirigirse a la ciudad de Zipaquirá, lo cual puede hacerse tomando un autobús desde la capital o contratando un servicio de transporte turístico.

Al llegar a la ciudad existen dos opciones para subir a la entrada de la mina, la primera es por medio de un tren y la segunda, para los más intrépidos, es ir caminando. 

Al llegar a la entrada comienza la aventura. Acompañados de un guía y reunidos en pequeños grupos, los visitantes tienen la oportunidad de ingresar a los pasillos de la catedral y descender poco a poco hasta el fondo de la mina.  

Caminar dentro de la catedral es entrar a un universo completamente distinto, un suave olor a azufre inunda el lugar ( nada molesto una vez que te acostumbras), y las paredes están cubiertas por una gruesa capa de sal que pareciera ser hielo, pero al probarlo (sí…se pueden probar las paredes), te darás cuenta que su sabor es extremadamente salado.[[{"fid":"193807","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":""},"type":"media","attributes":{"height":"194","width":"260","style":"display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;","class":"media-element file-default"}}]]

La oscuridad de la mina es iluminada con luces de distintos colores que ambientan cada capilla, guiando a los visitantes a través de las diferentes cámaras de la catedral. 

El recorrido dura aproximadamente 2 horas, pero muchas personas deciden quedarse más tiempo, aprovechando la oportunidad para tomar increíbles fotografías y disfrutar de este mágico ambiente.  Definitivamente es una experiencia que ningún viajero se puede perder.

¿Te gustaría visitarla? [[{"fid":"193809","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":""},"type":"media","attributes":{"height":"450","width":"337","style":"float: right;","class":"media-element file-default"}}]]

La catedral está abierta todos los días de 9 a.m. a 5:30 p.m.
Tarifa básica adultos: $25,000 pesos (pesos colombianos…no se 
asusten, el equivalente son $130 pesos mexicanos )

Para obtener más información sobre este impresionante sitio,puedes acceder a su página web:

http://www.catedraldesal.gov.co/

 

 


Publicidad
Haz click aquí para mostrar los comentarios.