Videismo
Ramiro Vargas 01/09/2017 0 visitas Reportar

En nuestro planeta existen más de un centenar de impresionantes destinos turísticos que resultan ser muy icónicos y reconocidos a lo largo y ancho del mundo, y muchos de ellos se han vuelto los lugares más visitados del planeta, además de ser también los más deseados por visitar. Algunos de estos llegan a ser algunos de los parajes naturales más fantásticos que el planeta nos llega a regalar, mientras que otros de ellos pueden ser las ciudades o construcciones más espectaculares que han sido creadas gracias al ingenio humano; quienes las han logrado construir a lo largo de la historia.

Claro que mucho del supuesto encanto de estos famosos destinos turísticos dependen en gran parte de la experiencia vivida por cada persona, y en muchas ocasiones estos no suelen ser tan geniales como otras personas nos los pintan, sencillamente porque nuestra experiencia vacacional puede ser completamente diferente de lo que esperábamos. Tener expectativas sobre un destino vacacional puede llegar a afectar nuestra experiencia, y más cuando todo el mundo suele hablar maravillas sobre estos lugares.

Pero afortunadamente existen lugares que no son tan populares, al grado que las guías turísticas no los consideran dignos de listar entre las visitas obligadas, pero a pesar de no ser tan conocidos, estos lugares cuentan con un atractivo único que te hará desear poder visitarlos pronto.

1. Anfiteatro de Pula, Croacia.

Uno de los monumentos más famosos de Italia es el coliseo Romano, Pero no era el único coliseo que esta gran civilización construyó. Hay otro coliseo en la ciudad de Pula en Croacia con capacidad de alrededor de 23 mil personas. En el siglo quinto, cuando los combates de gladiadores ya llevaban mucho tiempo prohibidos, este lugar comenzó a deteriorarse y a ser saqueado. En la edad media este anfiteatro fue adaptado para ferias y torneos de caballeros y más tarde, en el siglo XX para celebraciones militares y desfiles.

2. Cueva de Son Doong, Vietnam.

Esta cueva fue descubierta en 1991, aunque su estudio comenzó hasta el 2009 y recientemente se ha permitido la entrada a grupos de turistas. Esta cueva es considerada la más grande del mundo con una longitud de más de 9 km. Esta gruta se formó debido a la difuminación de la roca caliza del lugar y en la actualidad su interior cuenta con un ecosistema propio gracias a un río y su cascada, plantas únicas, estalactitas , animales y perlas de las cavernas.

3. Las piedras de Callanish, Escocia.

Estas misteriosas piedras que se encuentran en la isla de Lewis, en Escocia, son el monumento más grande de esta cultura monolítica, incluso más grandes que Stonehedge, a la cual también pertenecen. Es un conjunto de 13 monumentos y grupos de piedras, colocados verticalmente y que alcanzan una altura de hasta cinco metros formando círculos. Afuera de estos círculos hay colocadas piedras formando una cruz celta, con sus puntas simulando una brújula. No se sabe a ciencia cierta qué es lo que era este lugar para sus antiguos constructores, pero definitivamente es un lugar lleno de misterio.

4. El puente natural de Pont d'Arc, Francia.

En el sur de Francia, específicamente en Pont d'Arc , hay un puente natural que lleva el mismo nombre. Está por encima del río Ardeche, cuyas aguas dejaron en la roca un impresionante arco de 50 m. de altura y 60 m. de ancho, Este es un lugar muy pacifico, ideal para estar a solas, tranquilo y sin ninguna preocupación. Además también por esta zona se encuentra la cueva de Chauvet, otro monumento histórico con pinturas rupestres de aproximadamente 30 mil años de antigüedad.