Las 10 FRONTERAS más INCREÍBLES y CURIOSAS del mundo!!! La #2 es hermosa!!

5. La agreste frontera entre Tayikistán y Afganistán

Asia Central está colmada de accidentes geográficos, cordilleras nevadas y países que hace 25 años no existían como Tayikistán, una nación que formaba parte de la Unión Soviética. La separación física entre este país y Afganistán está caracterizada por la blancura de la nieve, ya que la cadena montañosa del Pamir posee elevaciones superiores a los 5.000 metros.

Debido a las constantes nevadas, la demarcación entre ambos países debe hacerse de manera contínua. Las zonas altas reciben hasta 20 metros de nieve durante el invierno y, aún así, los guardias fronterizos de Tayikistán deben pasar frecuentemente para demarcar la frontera en la nieve. El objetivo es saber hasta dónde llega el país y, de paso, recorrer la zona fronteriza para prevenir la migración ilegal, el contrabando y el narcotráfico.

6. Moldavia y Ucrania, antiguas naciones soviéticas

Hay fronteras que no son precisamente una muestra de modernidad, quizás sea por una cuestión que tenga que ver con la economía de un país, pero entre Ucrania y Moldavia, el tiempo parece haberse detenido, y que aún siguen perteneciendo a la gran unión formada luego de la revolución bolchevique.

 

En la región sur, en la frontera común entre estas naciones, existe una región llamada Gagauzia -que es pro-rusa, y para rememorar la antigua grandeza soviética se erigió un enorme monumento que da la bienvenida al visitante. El monumento no podría ser otro que el de Lenin.

7. Un aeropuerto entre EEUU y Canadá, el límite más inverosímil

EEUU y Canadá comparten una vasta y variada frontera, donde abunda la exuberante vegetación y maravillosos atractivos naturales como por ejemplo las cataratas del Niágara, conocidas mundialmente, o los grandes lagos. Pero también conoce de divisiones políticas bastante peculiares y que son muy poco conocidas.

 

Este hecho particular se produce entre el estado de Minnesota (Estados Unidos) y la provincia de Manitoba (Canadá) en un sector donde abunda la vegetación, muy cerca de Winnipeg (la ciudad más importante de la región. Allí, en Piney Pinecreek, canadienses y estadounidenses comparten el aeropuerto, cuya línea divisoria pasa exactamente sobre la pista de esta terminal aérea.

8. La exuberante naturaleza que divide a Polonia y Ucrania

De los paisajes más abundantes del este de Europa, la frontera que divide a ucranios de polacos es una de las más exuberantes del viejo continente, por sus tupidos bosques enclavados en los montes Cárpatos, al sur de estos dos países. Antiguamente, la división política señalaba que Ucrania, hoy independiente, formaba parte de la Unión Soviética, y Polonia, aunque soberana, se incluía dentro de la órbita de Moscú.

 

Pero atrás quedaron los años de la Guerra Fría, a y la frontera casi militarizada entre polacos y la otrora república soviética hoy más bien ha dado paso a una división hasta casi curiosa. Cada año Polonia y Ucrania llevan a cabo un festival de la “buena vecindad” y para celebrarlo, el artista polaco Jaroslaw Koziara diseño dos peces sobre la frontera: el de arriba con la cola en Polonia y la cabeza en Ucrania y el de abajo al revés. Los peces están localizados entre las poblaciones de Horodyszcze en Polonia y Variazh en Ucrania.