8 trucos con el congelador que desconocías y no tenías idea que funcionan!!

Advertisment
Ke Relax

Más allá de congelar la comida para conservarla durante más tiempo en perfectas condiciones, el congelador tiene bastantes usos alternativos que te sorprenderán y que te pueden sacar de más de un apuro. Pareciera un instrumento bastante común o con un simple uso pero en realidad la congelación ofrece diferentes beneficios que valdría la pena considerar, no sabemos cuando nos pueda salvar la vida.

En este artículo te vamos hablar de 8 trucos que puedes hacer con el congelador o nevera de tu refrigerador, y que seguramente los desconocías y que no tenías idea de que en realidad funcionaran tan bien. Sobre todo están muy encaminados al cuidado y conservación de tu ropa y calzado. Para que veas que no sólo sirven para conservar tu comida. No olvides seguirlos al pie de la letra para no causar accidentes que podamos lamentar.

Si te gustaron estos trucos, no olvides comentar la experiencia que tuviste, así como compartirlos para que otras personas también puedan usarlos.


Advertisment

1. Limpiar los malos olores de tus jeans o pantalones de mezclilla

0
1 votos

Crédito: Difundir.org

El lavado de los jeans es un tema que suele generar más de un debate, ya que es un tejido muy complicado de tratar. Hay mucha gente que es partidaria de no lavarlos (o de hacerlo lo menos posible) para que conserven tanto el color como la textura durante más tiempo. Cada vez es más común no meter a la lavadora los jeans y limpiar solo las manchas puntuales. Una buena alternativa para eliminar los posibles olores que tengan los pantalones, y para hacer que vuelvan a lucir como nuevos, es meterlos en el congelador (dentro de una bolsa de plástico) durante un día. Al sacarlos lucirán muy bien y no olerán feo.

2. Agrandar un poco tus zapatos para que te queden mejor

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

Todos tenemos en nuestro armario el típico par de zapatos que nos encanta pero que apenas usamos porque las rozaduras que nos provocan son una tortura. Seguramente lo has probado todo para evitarlas, pero al final has acabado desistiendo… Sin embargo, si quieres seguir usándolos, existe un pequeño truco con el congelador que te permitirá hacerlo. Lo primero que tienes que hacer es llenar de agua dos bolsas de plástico pequeñas. Cuando estén más o menos por la mitad las anudas bien y, comprobando que no estén rotas, mete cada una de las bolsas en el interior de un zapato. Debes empujarlas lo máximo que puedas hasta la punta. Una vez hecho esto, haz hueco en el congelador y deja tus zapatos dentro las siguientes 24 horas. Después, notarás que los zapatos ya no te aprietan porque gracias al agua congelada de las bolsas se habrán ensanchado.

3. Hacer que las velas duren más

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

Hay personas que son auténticas fanáticas de las velas, y en su casa siempre hay alguna encendida, ya sea para crear buen ambiente o simplemente por el aroma. Pero quienes las usan muy a menudo saben que esto tiene un enorme inconveniente, y es que se consumen realmente rápido. Sin embargo, existe un pequeño truco que te ayudará a conservarlas durante mucho más tiempo. Bastará con que las metas en el congelador durante un par de horas antes de usarlas. ¿Que por qué funciona este truco tan sencillo para alargar la vida de una vela? Pues porque el frío conseguirá que la cera dure mucho más tiempo.

4. Quitar la grasa y los restos de comida

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

En ocasiones, quitar la grasa que se queda acumulada en la sartén o en el fondo de la cacerola después de preparar ciertas comidas se convierte en misión imposible. Aunque probablemente no lo sabías, el congelador te puede ser de gran ayuda para eliminar la suciedad de los recipientes muy sucios, sin necesidad de dejarte las manos frotando. Si después de intentar limpiar la grasa no has tenido mucho éxito, no te desesperes. En lugar de dejarlo un rato en remojo, mejor haz un hueco en el congelador y mete el recipiente durante un rato. Verás cómo, al sacarlo, toda la grasa y la suciedad que estaba acumulada se despega muy fácilmente.

5. Evitar que le salgan bolitas a la ropa

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

Seguramente a ti también te da mucha rabia que los jerseys y algunas otras prendas se llenen de bolitas después de usarlas unas cuantas veces. A pesar de que esto no sucede con toda la ropa, sabemos que hay ciertos tejidos que son más susceptibles de llenarse de bolitas con facilidad, como la lana o las prendas que mezclan demasiados tejidos. Partiendo de aquí, bastará con que antes de estrenar prendas de estas características las metas en una bolsa de plástico hermética y la guardes en el congelador hasta que se congele por completo. Una vez que la saques y se descongele, podrás empezar a usarla sin miedo a que se estropee.

6. Quitar malos olores

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

Si tienes algo que, por lo que sea, ha agarrado mal olor, existe una manera muy sencilla de lograr desprenderte de él. Es tan fácil como meterlo durante unas horas (o incluso un día completo) en el congelador. Aunque pueda parecer una tontería, resulta tremendamente efectivo ya que el frío consigue neutralizar los olores desagradables. Este truco es especialmente útil con los zapatos. Si sufres de olor de pies y este se queda inevitablemente en tus zapatos, te sorprenderá ver que tras pasar por el congelador este desaparece.

7. Despegar fotos

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

Aunque a día de hoy no es tan habitual enfrentarse al problema de las fotos que se pegan entre sí, ya que ahora las solemos almacenar de manera digital, no está de más conocer este truco por si acaso. Cuando dos fotografías se quedan pegadas entre sí, es mejor que no intentes separarlas directamente, para que no se estropeen. Lo mejor es meterlas en el congelador durante unas horas para poder despegarlas con facilidad. Para que las fotos no se estropeen por culpa de la humedad, lo mejor es meterlas en una bolsita.

8. Despegar chicle de la ropa o los zapatos

0
0 votos

Crédito: Difundir.org

Es cierto que este no es un problema al que nos enfrentemos habitualmente. ¡Y menos mal! Sin embargo, todos sabemos lo desagradable que es eso de pisar un chicle y que se nos quede pegado al zapato, o sentarnos sin querer sobre uno y llevárnoslo de ‘adorno’ pegado en los pantalones, ¿verdad? Pero no solo es que sea desagradable, sino que además son difíciles de eliminar. Sin embargo, el congelador puede volver a "salvarnos la vida" en esta ocasión. Bastará con que metas la prenda o el zapato dentro de una bolsa de plástico hermética durante unas horas, y después podrás retirar el chicle con facilidad gracias al efecto del frío.

Advertisment
¿Te gustó este contenido?
0
0 votos

¿Qué opinas?