No Bored
dubstaff 0 puntos 03/03/2017 2 visitas Reportar

El ser humano se la vive inventando cosas, tratando de solucionar lo que parecen sencillos problemas de nuestra vida diaria, pero que al final resultan ser un gran dolor de cabeza y en ese intento muchas veces terminamos echando a perder nuestras cosas más preciadas.

¿Suena bastante dramático verdad? O como si se tratase de una clase de física, pero a lo que nos referimos es a esas ocasiones que tratamos de arreglar algún objeto viejo de nuestro hogar que utilizamos a diario y que nos gustaría verlo nuevamente como cuando lo compramos, nuevesito.

Muchas de esas ocasiones fallamos en el intento, pero ¡ya no más!, ahora les traemos estos ingeniosos y sencillos trucos para que algunas de sus cosas más preciadas vuelvan a lucir como nuevas por más viejas que estén. Así que ya no tendrán que tirar muchas de estas cosas a la basura, ya que al implementar estos sencillos tips podrán usarlas por muchos a{os más sin problema.

1. Los rayones en los platos e tus vajillas

Crédito: wittyfeed

Para quitar los feos rayones de los platos es muy fácil. Lo único que necesitas es cera de pulir para autos, y las marcas saldrán fácilmente.

2. Para limpiar cosas de cobre

Crédito: wittyfeed

Para hacer que las cosas de cobre se vean como nuevas, solo necesitas sal y vinagre. Solo esparce sal en la superficie, luego aplica un poco de vinagre y frota el objeto vigorosamente con una esponja. ¡El cambio es inmediato!

3. Para limpiar el azulejo de tu hogar

Crédito: wittyfeed

Debes de hacer una solución de cloro con agua. Esta mezcla te será suficiente para limpiar tus azulejos a la perfección.

4. Para limpiar tus alfombras como todo un profesional

Crédito: wittyfeed

Quitar manchas de una alfombra no es una tarea sencilla, pero puede volverse fácil si mezclas vinagre con agua. Coloca esta mezcla en un rociador. Rocía la mezcla sobre las manchas en la alfombra y cúbrelas con un paño húmedo. Consigue algo caliente para colocarlo sobre el paño, como por ejemplo una olla o una plancha casi a su mínima potencia, y colócalo en el paño durante 30 segundos.