5. Ataque de tiburón.

Si esta extraña situación llega a suceder, es más efectivo golpear otras partes del animal que su nariz.

6. Baño caliente.

Es como cuando un vidrio muy caliente es metido a un congelador; explota. Lo mejor es calentarte poco a poco.

7. Refugio.

Asegúrate de tener algo bajo de ti, hojas o algo grueso en lo que puedas sentarte y acostarte para mantener el calor en tu cuerpo durante la noche.

8. Busca agua.

El agua es mucho más importante que la comida, no sobrevivirás sin ella más de 5 días.