5. Camarones borrachos.

Pero no precisamente porque estén marinados en algún tipo de licor, este platillo consiste en sumergir a los camarones aún vivos en algún tipo de bebida alcohólica hasta que se pongan borrachos y de esa manera no puedan moverse, luego se condimentan un poco y así son servidos, sin cocinar, se deben comer así crudos.

6. Sannakji.

Otro platillo un tanto cruel que es muy común en restaurantes coreanos o de sushi. Este platillo consiste en pulpo cortado pero vivo, lo que provoca que a pesar de que sus tentáculos son cortados, siguen moviéndose cuando son servidos, y así es como deben comerse, crudos y todavía en movimiento.

7. Queso de leche materna.

Existe un restaurant en Nueva York que vende queso hecho con leche materna y aunque han tenido que enfrentar protestas, el restaurant sigue vendiendo este exótico platillo.

8. Testículos de toro.

Algunas personas se asquean al comer tacos de tripa pero eso en nada se compara con los testículos de toro del restaurant Rocky Mountain; los testículos son freídos u horneados y servidos.