Satira Politica
satira politica 0 puntos 01/08/2019 22 visitas Reportar

El Buen Fin está aquí, y muchas personas además de disfrutar del puente festivo gracias a la Revolución del 20 de noviembre, también aprovechan estos días libres para cazar todas las ofertas de este fin de semana largo y gastarse todos los ahorros del año o el aguinaldo, si es que fueron de los afortunados que lo cobraron antes.

Sin embargo, muchas marcas y compañías tienen algunas estrategias de venta que no hacen más que engañar al comprador, creyendo que se llevan un ofertón cuando en realidad ese es su precio regular el resto del año, así que hay que aprender a comprar sabiamente durante este Buen Fin para no salir más endeudado y perjudicado.

Existen varios factores a tener en cuenta para gastar sabiamente y de verdad aprovechar algunas de las buenas ofertas que se presentan durante estos 4 días del año, y también preguntarnos si es que necesitamos gastar en ciertos artículos o solo es “la fiebre de la oferta”.

Ya sea que hayas ahorrado todo el año para aprovechar algunas ofertas durante este Buen Fin o vayas a gastarte tu aguinaldo en ellas, ponte trucha y evalúa bien cada compra fuerte que hagas para no salir debiendo de más o gastar tu dinero en algo que no te será de provecho después.

1. Haz una lista.

Planea lo que quieres comprar y opta por aquellas cosas que realmente necesites, no por ofertas que parezcan atractivas en el momento, pero que a la larga, no serán de mucha utilidad.

2. Haz una lista.

Planea lo que quieres comprar y opta por aquellas cosas que realmente necesites, no por ofertas que parezcan atractivas en el momento, pero que a la larga, no serán de mucha utilidad.

3. Haz un presupuesto.

Crédito: Vermietet.

Haz tu presupuesto, lo que podrás gastar y respétalo; ya sea tu aguinaldo o los ahorros, pon una cantidad. Si piensas hacer uso de algún crédito, haz un plan y plantéate opciones de lo que podrás pagar los próximos meses para que no te ahogues en deudas después o te quedes sin dinero para fin de año.

4. Haz un presupuesto.

Crédito: Vermietet.

Haz tu presupuesto, lo que podrás gastar y respétalo; ya sea tu aguinaldo o los ahorros, pon una cantidad. Si piensas hacer uso de algún crédito, haz un plan y plantéate opciones de lo que podrás pagar los próximos meses para que no te ahogues en deudas después o te quedes sin dinero para fin de año.