Satira Politica
matudea 0 puntos 06/07/2016 2 visitas Reportar

este articulo se trata sobre la desidia, web0nez y tonterias que los mentados maestritos hacen tan solo por recibir un sueldo fijo y seguro, valiendoles gorro el futuro de la niñez de nuestro pais, eso si, cada que les ponen una evaluacion que se supone que deben pasar, se ponen como macacos ebrios a golpear transeuntes, insultar a automovilistas, golpear policias y

destrozar todo tipo de negocios, a fin conservar sus malhabidas plazas, esa gentuza seria calificada de retrasada en los paises civilizados, y jamas de los jamases podria dar una simple clase, ni siquiera en kinder 0, con palitos y bolitas, vamos, que ni siquiera un padre en Estados Unidos, Alemania o Suecia le encargarian a su retoño en guarderia

1. Lo que los “Maestros” quieren que apoyes pero que no quieren que sepas para criticarlos.

Hace un par de días, en mi labor empresarial, me encontré con un “maestro” (pues me niego a reconocerlos como tales, por mucho que hayan completado una carrera magisterial en una escuela “Normal” que ha demostrado una y otra vez estar muy lejos de los estándares de calidad que se demandan para que México pueda ser una nación primermundista) que, a pesar de que estábamos en un diálogo gracias a las modernas tecnologías de telecomunicaciones, no se dignó mínimamente a dictar un veredicto final a mi propuesta de negocios; ante tan pésima educación y modales, pues se supone que el interlocutor debe dar un parecer final, bueno o malo, a las ideas expresadas por quien le habla (en este caso, un servidor) simplemente lo deja “colgado” a uno sin una respuesta final.

2. Lo que los “Maestros” quieren que apoyes pero que no quieren que sepas para criticarlos.

Lo grosero de dicha actitud, y más para quien se dice formador básico de la niñez y juventud nacionales, me llevó a cuestionarlo y reclamarle sus pésimos modales, y su consecuente respuesta despectiva me bastó y sobró para saber que lo que menos le interesa al tipejjillo es la formación de sus educandos, sino únicamente el disfrute de un sueldo totalmente seguro a expensas de los contribuyentes cautivos haciendo aún menos que el mínimo para desquitar su sueldo, el cual, aunque admito que no es sobrado, no es nada despreciable para la gran mayoría de los mexicanos que a duras penas consiguen para medio comer a través de la economía informal, el comercio en pequeño, la industria, la baja burocracia y los más diversos oficios.

3. Lo que los “Maestros” quieren que apoyes pero que no quieren que sepas para criticarlos.

A pesar de que difiero muchísimo de los principios sobre los cuales se asienta la tan mentada “reforma educativa”, principalmente por no fomentar la investigación y la formación de una conciencia crítica en el aprendizaje de los alumnos, además de estar sumamente sesgada en su visión socio histórica hacia el PRI y las ideologías políticas de derecha (sobre las cuales el actual gobierno se asienta), tampoco apruebo la indiferencia, el mínimo esfuerzo y el valemadrismo de la gran mayoría del magisterio mexicano (con sus honrosas excepciones que confirman la regla); entre el mismo, el de más risa, pena ajena y ridiculez a nivel nacional e internacional lo representa el del CNTE (Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación), mismos que prefieren paralizar a la capital oaxaqueña y a la del país con marchas que tienen como único y verdadero objetivo el preservar sus puestos de trabajo ante una evaluación magisterial que saben perfectamente que jamás van a pasar satisfactoriamente; no importa que el país sea una burla en cada evaluación de la OCDE, ni que gran parte de esos maestruchos tengan los niveles educativos de sus estados (los más pobres del país) entre los más bajos de una nación con estándares educativos paupérrimos.

4. Lo que los “Maestros” quieren que apoyes pero que no quieren que sepas para criticarlos.

Es necesario que desaparezcan las normales de maestros, tanto las tradicionales como las rurales (como la de Ayotzinapa, y que, aunque la desaparición de algunos de sus miembros fue una injusticia y un crimen de Estado, ellos mismos también deberían haber respondido por crímenes como el bloqueo de carreteras, de casetas de cobro y la recaudación forzosa a los automovilistas de cuotas), y que sean reemplazadas por personas de alto cociente intelectual, profesionistas titulados; que la docencia sea un área de postgrado, adecuadamente pagada a cambio de tantos años de preparación que ello entrañaría, y, sobre todo, que se deje de politizar a la educación, es decir, que deje de ser un instrumento político de presión por parte de uno o varios grupos, así como que deje de ser un instrumento de homogeneización ideológica para el desprestigio o ensalzamiento de un partido, doctrina o régimen, como desgraciadamente aún sigue y seguirá siendo la educación en nuestro país. Y usted, amable lector, ¿Qué opina?

¿Qué opinas?