Satira Politica
matudea 01/11/2016 1 visit Reportar

.

El político panista Federico Döring, en un gesto prepotente, fanático y de franco desprecio a los verdaderos medios de expresión popular de los mexicanos, las redes sociales como Twitter y Facebook, se pronunció a favor de su regulación total por parte del Estado mexicano al tratar de borrar y prohibir toda manifestación pública en los mismos en contra de su persona política, de su partido y, en general, contra cualquier institución o partido con registro dentro de la esfera política nacional.

Esto, además de evidenciar palabra por palabra el pensamiento totalitario, de autosuficiencia y despectivo hacia la ciudadanía, es contrario totalmente a la libertad de expresión de la que supuestamente gozamos como mexicanos gracias a la Constitución política de 1917, amenaza con destruir los pocos avances democratizadores en México y evidencia una vez más a una clase política autoritaria, corrupta y temerosa de perder sus privilegios ante una sociedad más informada, movilizada y crítica gracias en buena medida a las redes sociales.

1. Federico Döring: Un Atentado a la Libertad de Expresión

Con esta frase me refiero a las recientes y muy desafortunadas declaraciones del panista Federico Döring en relación a la iniciativa de ley sobre la regulación de las redes sociales que él y su partido pretenden impulsar en la Cámara de Diputados y que, de prosperar, destruiría el único medio verdaderamente popular, democrático, transparente, representativo y sin una sola pizca de censura del cual disponemos los mexicanos para expresarnos directamente en términos políticos y sociales. La iniciativa, en primer término, es francamente fascista e ilegal, pues estaría abiertamente en contradicción con el derecho a la libre expresión consignada y garantizada en nuestra Carta Magna; Además, tal iniciativa entraría en directo conflicto con los enormes intereses económicos de algunos de los hombres de negocios más ricos e influyentes de la actualidad, como Mark Zuckerberg y su red social “Facebook”; si lograra establecer un control estatal sobre los sitios a los cuales se puede ingresar desde una IP mexicana Döring y los suyos destruirían lo poco que la sociedad mexicana ha construido en materia de libertad de expresión y acción social desde 1989 hasta el día de hoy, y nos colocaría en el mismo plano que algunos de los países más represivos del Mundo como China o Corea del Norte.

2. Federico Döring: Un Atentado a la Libertad de Expresión

En el fondo, y en donde el propio panista es, quizá cínicamente, muy abierto, es en el propósito de mantener el actual estado de las cosas en el cual la partidocracia que controla al país puede seguir poniendo impunemente sus intereses privados por encima de aquellos públicos de la nación mexicana en un momento tremendamente delicado de una nación azotada por escándalos de corrupción e irresponsabilidad pública encabezados primeramente por el propio jefe del ejecutivo mexicano, y seguidos por una gran constelación de abusos de numerosos mandatarios estatales (Javier Duarte, Humberto Moreira), en los que la ciudadanía ha levantado ya mayoritariamente su oposición a la corrupción gubernamental, precisamente, a través de las redes sociales. Se equivoca también en señalar que la actual clase política sabe mandar, como lo demuestran las numerosas evaluaciones y encuestas internacionales que ponen a México como una de las peores naciones en materia de derechos humanos, seguridad, índices de desarrollo humano, emigración ilegal, educación, desarrollo científico-tecnológico, ambiente de negocios y economía legal, y como uno de los primeros lugares en tráfico de drogas y de armas, violencia, secuestros, asesinatos y extorsión; se equivoca, por último, al denominarse como un “nuevo político”, porque es exactamente igual, con estas acciones retrógradas y violatorias a los derechos ciudadanos, a los políticos de siempre.

¿Qué opinas?