Los hábitos de consumo de la gente han cambiado a raíz de la coyuntura global de salud actual. Durante semanas, la gran mayoría de establecimientos comerciales se mantuvieron cerrados. El e-commerce tuvo un crecimiento considerable debido a la pandemia. Ahora, como casi todos los años, se acerca uno de los eventos de comercio más grandes: El Buen Fin. Sin embargo, este año, durará 12 días: del 9 al 20 de noviembre. 

Estos 12 días implican que muchas personas utilicen la red para realizar compras de cualquier tipo: de cumpleaños atrasado, de fiestas decembrinas adelantadas, o simplemente para “darse un gustito”. Es por eso que resulta imprescindible aprender a hacerlas de manera segura

El cibercrimen busca, constantemente, maneras de atacar a los usuarios a fin de cometer sus ilícitos. No resulta extraño encontrar sitios web comprometidos, campañas de por correo electrónico, puntos de acceso web maliciosos, e incluso sitios de compras falsos. Este tipo de amenazas, diseñadas para obtener información bancaria y personal de los internautas, podrían incrementar en los próximos días a causa del Buen Fin 2020.

Este evento se caracteriza por tener una amplia oferta y variedad de descuentos en determinados establecimientos o productos. Debido a la posibilidad de que este año el número de compras en línea sobrepase a las realizadas de manera presencial, es recomendable tener en mente algunos consejos para evitar malas experiencias o ser víctimas de los delincuentes informáticos. 

comercio-electronico

Lee también: Truco para enviar audios con voz de superhéroe en WhatsApp

Nueve consejos

Si planeas ir de en línea, organismos como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) y empresas de seguridad informática como Fortinet y otras más, tienen algunos consejos que podrían resultar útiles para realizar compras responsables y sacarle el mejor provecho al Buen Fin

1. Conexión segura a internet. Evita las redes de uso público como las de parques o centros comerciales. Al comprar en línea, siempre utiliza una conexión privada, ya sea con cable ethernet o Wi-Fi.

2. Sitios web reconocidos. Revisa que la dirección del sitio coincide con el establecimiento donde deseas comprar en ese momento. Pon atención en pequeños detalles como sustitución de letras (por ejemplo, un 0 por una letra O). También, fíjate que la URL inicie con https:// y tenga el dibujo de un candado cerrado al lado.

3. Políticas de privacidad. Cuando son sitios web legítimos, siempre tienen maneras únicas de proteger a los internautas y compradores. Busca y revisa las políticas de privacidad para saber cómo utilizarán tus datos. Evita adquirir productos o servicios en sitios que no expliquen con claridad su aviso de privacidad.

4. Datos financieros. Existen campos específicos donde se deben poner los datos bancarios como número de tarjeta o código de seguridad. Nunca los escribas o compartas en cualquier otro lugar del sitio web; usa únicamente los que fueron diseñados para ese propósito.

5. Precios. Cuando hayas decidido los productos a adquirir, inspecciona el costo total de tus compras. Identifica si existen cargos adicionales como impuestos o costos de envío.

6. Estados de cuenta. Revisa el saldo en tu cuenta bancaria antes y después de hacer tus compras a fin de  identificar inmediatamente casos de pagos dobles, cargos no reconocidos, o cualquier problema similar (si es que lo hubiera).

7. Procesos. Cada negocio en línea tiene determinados procedimientos para el antes, durante y después de las compras de los usuarios. Identifica cuáles son las políticas para realizar devoluciones y cambios; lee pólizas de garantía y cancelaciones. Asegúrate de conocer los requisitos y restricciones de cada una de estas.

8. Evidencias. Para protegerte a ti mismo, y evitar posibles confusiones o malentendidos postventa, guarda capturas de pantalla y/o los recibos electrónicos de cada una de tus compras.

9. Contraseñas. Además de todos estos consejos, también te recomendamos tener contraseñas diferentes y complejas, en la medida de lo posible, en cada uno de tus dispositivos y cuentas en línea.

Recuerda, si existe algún problema con tus compras, hay tres instancias que te pueden ayudar a darles solución: tu banco, para cualquier tipo de aclaración referente al estado de cuenta o tarjeta; la PROFECO si te encuentras con publicidad engañosa o el incumplimiento de precios y/o características anunciadas de un producto; y la CONDUSEF, si consideras tus derechos como usuario de servicios financieros no son respetados.

Fuente original: https://www.eluniversal.com.mx/techbit/el-buen-fin-consejos-para-comprar-en-linea

¿Qué opinas?

Unirse o Regístrate para comentar este contenido
Cargando...