La verdadera historia de la Monja, sucesos reales

La verdadera historia en la que basaron la película La Monja

Filósofox
FilosofoxTerror 26/10/2020 626 visitas Reportar

Posiblemente ya vista la película de "La Monja", es probable que conozcas que la película está basada en hechos reales, pero no a cómo te lo han comentado.

La historia va más allá de las conocidas historias de la saga Warren, Valak es un ser que se remonta a siglos atrás.

Dicho esto, la forma en que se ha representado al engendro del infierno en el universo de “El Conjuro” está muy lejos de la mitología propia del demonio.

Para empezar, hay que aclarar que la verdadera Valak no es una monja, ni tampoco una mujer.

Valak es un engendro del infierno de alto rango con un modo de transporte dulce.

Se menciona que Valak es una entidad parecida a un niño que monta un dragón de dos cabezas, posee un gran conocimiento y comanda su propia legión demoníaca.

Aunque no se menciona que sea monja, pero ¿tal vez le gusta disfrazarse? Ya lo veremos..

Parte 1

Crédito: nohemingway

Antes que todo tenemos que analizar un poco la película, es por eso por lo que vamos a pasar a 1952, Monasterio Abadía de Santa Carta, Rumania. Dos monjas son atacadas por una entidad, pero no es visible, posteriormente el vaticano llegó a enterarse del homicidio, tomó la decisión de enviar a un sacerdote junto con una novicia para poder investigar el suceso a profundidad. Días después de haber llegado, las cosas empiezan a ponerse pesadas, el cuerpo de una de las dos monjas fallecidas empezó a moverse como si este estuviera con vida. Decidieron investigar el origen del monasterio para después concluir que este fue construido con la idea de ser un castillo, pero el duque estaba muy obsesionado con los temas del ocultismo.

Parte 2

Crédito: tuul.tv

Antes de empezar con la construcción, el duque decidió invocar a una extraña entidad a través de un portal, esa entidad se llama "Valak". Después de haber conocido un pequeño resumen de la película, pasaremos a los acontecimientos que realmente sucedieron y que inspiraron a esta película. Para empezar, hay que tener en cuenta que el verdadero duque en el que se basó la película era el "Rey Salomón", Salomón era una persona que conocía mucho sobre los demonios, es posible que el Rey Salomón haya sido poseído por el poderoso Valak. Valak, o Valu aparece como un niño con alas de ángel, montado en un dragón de dos cabezas y está situado en la posición 62 de los demonios que se pueden encontrar en 3 libros de conjuros de Salomón, pero Valak es muy poderoso para ser invocado por la mínima situación.

Parte 3 - Evidencia

Crédito: paranormalforum

Rectoría de Borley es conocido como uno de los lugares más embrujados de Inglaterra, ahí es donde los Warren tuvieron un encuentro bastante aterrador, es probable que ese encuentro fue una gran idea para recrearlo en "La Monja", ya que el espíritu que se hizo presente fue el de una monja. Se cree que en la rectoría de Borley es posible ver a un monje decapitado y a monja deambulando por la iglesia a altas hora de la noche. En una entrevista, Lorraine Warren confesó un extraño suceso que pasó con un ayudante de su equipo, dijo lo siguiente: "Estábamos preparando todo, entré a un altar y me hice cerca de un grupo de personas. Cuando él se acercó corriendo por la puerta de atrás y dijo que algo lo estaba golpeando, lo repitió tres veces. Estaba histérico y dijo que no podía respirar". Lorraine comentó que el ayudante entró a su habitación para decirle que no podía escribir nada sobre la Iglesia de Borley, posteriormente le mostró una grabación donde había una voz de una mujer que decía "golpéalo, golpéalo", mientas él gritaba que no podía respirar.

Parte 4

Crédito: esquire

La leyenda menciona que una monja había sido encarcelada viva en un espacio cerrado, es decir, adentro de los muros y que el monje fue colgado, ya que estos intentaban escapar una noche por querer tener una relación de pareja. "Siento la presencia de una monja en esta iglesia", mencionó Lorraine al grupo al entrar a la iglesia, alrededor de la medianoche. Estaba completamente oscuro y no había velas ni luces encendidas. Sus fotógrafos empezaron a tomar fotos con una cámara de 35 mm con película infrarroja. Cuando revelaron las imágenes, se podía ver lo que parecía ser una monja espectral se veía caminando por el pasillo, orando.