El payaso llegó a la fiesta de mi hijo, cumplía 7 años, comenzó a jugar con los niños, sería inolvidable.
Filósofox
Filósofox 5566 puntos 16/02/2020 15416 visitas Reportar

Lo que estoy viviendo es una pesadilla, no puedo creer que sea real, todo sucedió en un momento y un descuido cambió mi vida por completo.

Estaba preparando la fiesta de cumpleaños de mi hijo, serían sus 7 años, el me dijo que quería que fuera muy especial pues quería sorprender a todos, globos, brincolines, cupcakes y una gran mesa de dulces se estaban preparando para la gran fiesta que mi mujer y yo organizamos, no habría padres, solo los niños, sería una fiesta exclusiva en el gran patio de nuestra casa, mi hijo me dijo que quería un payaso, uno de esos que siempre hacen reír a todas las personas, así que tomé el directorio y busqué el primer payaso que saliera, de todas maneras un buen payaso siempre hace bien su trabajo.
  .

Parte 1

Crédito: comunidadalcampo

Se llegó el día, 17 de febrero, la fiesta daba inicio, los padres de los niños tocaban a la puerta y me decían que recogerían a sus hijos a las 7 de la tarde, hora en que concluiría la fiesta, los niños entraban con grandes regalos para mi hijo, me sentía muy feliz de mirar a mi hijo con su disfraz de superman, el super héroe que toda su vida había deseado ser, mi esposa y yo atendíamos a los niños, yo sería el encargado de la comida, hamburguesas y papas fritas para todos, mientras prendía el carbón, llamaron a la puerta, era el payaso que había contratado, me dijo que necesitaba meter las cosas de su show, le dije que por la puerta trasera sería más sencillo, así que le abrí la puerta de atrás.

Parte 2

Crédito: 2040-cars

De un camión viejo y feo, bajó una simple mesa con globos, me quedé un poco atónito, pensé que llevaba más cosas para su show, pero decidí no darle mucha importancia, para un payaso que cobra 20 dólares el show no podría pedir más, comencé a azar las hamburguesas mientras el payaso se instalaba, entre tantas cosas olvidé que no había comprado queso amarillo para las hamburguesas ¿Cómo habría hamburguesas sin queso amarillo? Le dije a mi esposa que iría al supermercado a traerlas, al fin y al cabo, ya habían llegado todos los asistentes a la fiesta, 40 niños que disfrutarían del show.

Parte 3

Crédito: thatssomichelle

Mi esposa me dijo que no me preocupara, que yo siguiera atendiendo a nuestros pequeños invitados y que ella iría por el queso, le di un beso y dije: "Gracias cariño, tu siempre tan buena", comencé con las hamburguesas y el payaso me dijo que comenzaría con el show, comenzó con unos chistes que incluso a mi me dieron gracia, mi hijo se veía feliz con sus amigos, todos disfrutaban el show, hasta que sonó el teléfono, fue uno de los niños que había ido al baño quien me aviso de que estaba sonando, yo no lograba escucharlo entre las risas de los niños.

Parte 4

Rápidamente entré y tomé el teléfono, comencé a escuchar una clase de palabras que no lograba entender, había demasiada interferencia, así que colgué el teléfono pero inmediatamente comenzó a sonar de nuevo, en esos momentos escuché unos gritos en el patio, pero pensé que era normal ya que los niños se encontraban jugando con el payaso. Respondí al teléfono: "Bueno", cuando me contestaron, inmediatamente la piel se me puso de gallina: "Buenas tardes señor Alexander, sólo quería comentarle que voy tarde, hubo un accidente en la carretera y estoy varado desde hace dos horas, estaré llegando en aproximadamente 1 hora".