El mito de “El enano de la Catedral”

Los mitos de cada pueblo constituyen un elemento de suma importancia, debido a que ellos marcan los orígenes de cada civilización. Desde la antigüedad, cada una de estas civilizaciones tiene sus propias narraciones y creencias.

En esta oportunidad traeré dos mitos que pertenecen a Venezuela uno de la ciudad de Caracas, conocido como “El enano de la Catedral” y “El Silbón”,  perteneciente a los llanos de este país.

Se cuenta que al pasar la medianoche, aparece un enano vestido con traje colonial y una sonrisa amable. Además el lugar toma un aspecto de la Caracas de ayer.

Por su parte, “El Silbón” es uno de las narraciones más populares del folklore venezolano. Ha inspirado numerosas versiones narrativas, creaciones musicales muy difundidas en el país y llegó a la gran pantalla.

El enano de la Catedral

En la ciudad de Caracas, un hombre joven iba caminando a media noche rumbo a casa de su novia.

A causa del frío iba tomando ron y cantando. El camino estaba inundado de una soledad escalofriante. De repente tuvo la sensación de que alguien estaba detrás de él, como cuando tienes la certeza de que no estás solo.

Su piel se erizó al sentir que alguien lo estaba siguiendo, pero tuvo el valor de voltear y se dio cuenta de se trataba de un perro callejero. A ver que era solo eso, comenzó a reír tan fuerte que su risa hacía eco en toda la calle.

Al caminar frente a la Catedral, pudo ver a lo lejos a un enano sentado, vestido con un traje al estilo colonial, con sombrero elegante.

Éste hizo un gesto de saludo con la mano, el joven le respondió de la misma forma, pero estaba intrigado, pensando en qué estaría haciendo ese enano ahí.

el enano de la catedral

En ese momento, el pequeño ser le hizo un gesto para que el muchacho se acercara y le pidió que por favor le diera fuego para encender su cigarro.

El joven para no ser descortés, le ofreció un yesquero encendido y recordó luego la advertencia que le hicieron sus abuelos: “No des fuego al cigarro del enano”.

El enano comenzó a sonreír, pero su expresión ya no era amable, unos afilados colmillos se asomaron y empezó a crecer y estirarse hasta sobrepasar la Catedral.

Aterrado y pasmado, escuchó que aquel ser le decía con una voz de estruendo: “Gracias por el fuego, amigo. ¿Quieres ir a un sitio donde hay fuego de verdad?” Y se reía diabólicamente.

El joven corrió despavorido persignándose, rezó muchas veces y mientras corría agarraba su cruz de palma que siempre guardaba en el bolsillo de su pantalón.

Ese muchacho “buenmozo” nunca más volvió a caminar por las calles cerca de la medianoche, y dejó de ser parrandero.

Mira también: Los gatos y las energías negativas

 

 

el silbon

El Silbón

Comienza con la historia de un joven toñeco (grosero) que siempre insistía a su padre para ir a cazar un venado, ya que quería comer sus vísceras.

Un día el padre del muchacho salió de cacería, al tardar demasiado, el joven impaciente fue a buscarlo.

Al encontrarlo, se dio cuenta de que no había cazado nada. Lleno de furia lo mató y lo destripó, llevando las vísceras de su padre a la casa.

El joven dio las tripas a su madre y ésta las puso a cocer. La mujer comenzó a sospechar que algo andaba mal porque las vísceras no se ablandaban después de estar mucho tiempo al fuego.

Al preguntarle a su hijo, éste le confesó que había asesinado a su padre. La madre, horrorizada, lo maldijo. Su hermano le mandó dar unos azotes y  arrojó picante en las heridas.

Cuentan los ancianos que recordar y narrar lo ocurrido libra al que escucha de su aparición. Esta alma en pena se aparece con ropas rasgadas y silbando unas notas musicales a los que van de fiesta en el llano, en las noches oscuras de mayo.

Cuenta la leyenda que si los caminantes escuchan su silbido cerca, es que está lejos y si lo escuchan lejos, está cerca. Si se aparece, golpea a sus víctimas y las aterroriza, hasta la muerte.

La maldición que lleva por siempre es que cargará los huesos de su padre a cuestas.

En próximas ediciones traeré otras narraciones que aún se oyen en esta tierra de gracia, llena de hermosura y misterio.

 

Quizá te pueda interesar: DEATH NOTE: FANFICTION

 


¿Te gustó este contenido?
0
1 votos
Ellos están entre nosotros
luisa bermudez 21/07/2019 116 visitas Informe

¿Qué opinas?