La extraña desaparición de Johnny Gosch, apareció 15 años después para volver a perderse

En una agradable mañana de septiembre de 1982, un niño de 12 años desapareció en West Des Moines, Iowa, Estados Unidos.

Su nombre era Johnny Gosch.

Lo que ocurrió ese día fue el comienzo de una revelación mundial a las atrocidades de la pedofilia y el tráfico de niños en Estados Unidos.

Una mujer, Noreen Gosch (la madre de Johnny), por el dolor y la desesperación, comenzó una misión personal para revelar la verdad detrás del secuestro de su hijo y exponer un encubrimiento increíblemente vinculado políticamente.

Johnny Gosch, desapareció el 5 de septiembre de 1982 cuando repartía periódicos.

Sin embargo, en la madrugada de 1997 ocurrió algo bastante extraño.  ¿Qué fue lo que sucedió? Ya te lo contamos..

Parte 1

Crédito: iowacoldcases

Johnny Gosch, nació el 12 de noviembre de 1969, en, West Des Moines, Iowa, Estados Unidos. Johnny, todas las mañanas comenzaba su ruta de periódicos matutinos para el ‘Des Moines Register’ en West Des Moines, Iowa, era normal un repartidor tan joven para esos tiempos... la principal intención era conseguir un dinero extra para poder comprarse algo de su gusto o incluso, ayudar en su casa con la alimentación. La mañana del domingo 5 de septiembre de 1982, antes de que amaneciera, Johnny Gosch salió de su casa para empezar la habitual ruta en donde repartía periódicos. En muchas ocasiones, Johnny solía despertar a su padre para que lo ayudara un poco con el reparto, pero esa mañana el niño decidió llevar a su perro, Gretchen, el cual era un perro salchicha.

Parte 2

Crédito: mashable

Los que recibían el periódico de Johnny, llamaron a los padres del niño para reportar que el chico no se había presentado en las casas para la entrega matutina, se trató de localizar a Johnny, pero después de haber salido de casa... no regresaría nunca más, ese sería el último día para él, Johnny desapareció por completo, Johnny fue secuestrado mientras comenzaba su ruta de periódicos. Otros repartidores de periódicos del 'The Des Moines Registe' (el mismo que repartía Johnny) informaron de que habían visto al niño en el punto de recogida de periódicos, para llevarse los que tenía que repartir, y un testigo llamado Mike, afirmó que un hombre se detuvo y le pidió direcciones a Johnny. Sin embargo, Johnny le dijo a Mike, que el hombre lo estaba asustando.

Parte 3

Crédito: littlevillagemag

El hombre empezó a seguir al niño, luego lo agarraron 2 hombres que lo sujetaron en el asiento trasero de un viejo Fairmont. Los testigos vieron el coche chirriar neumáticos mientras se alejaba apresuradamente. Ninguno de los presentes informó inmediatamente del extraño incidente. No fue hasta que los padres de Johnny recibieron la llamada telefónica que querían saber por qué no se entregó el periódico que se dieron cuenta de que algo andaba mal. Cuando el padre de Johnny descubrió su vagón lleno de periódicos sin entregar, informó inmediatamente a Noreen (mamá de Johnny) y llamaron a la policía.

Parte 4

Crédito: murdersandcoffee

Aquí es donde la historia se vuelve extraña y humillante. La policía tardó en responder y consideró que Johnny era un fugitivo, incluso después de cuestionar los informes del vehículo chirriante y el extraño comportamiento del hombre que pedía direcciones. Pero Noreen Gosch era una fuerza para tener en cuenta. Inmediatamente comenzó a llamar a amigos y conocidos para organizar una partida de búsqueda porque el departamento de policía no estaba haciendo nada. Lo que comenzó como una mañana tranquila para una familia mezclada, se convirtió en una pesadilla que se extiende hasta el día de hoy.