La melodía, una canción que te lleva a la muerte (historia)

Advertisment
Filósofox
Filósofox 17/08/2019 6474 visitas Reportar este contenido

El niño me preguntó ¿cómo fue que perdió la pierna? Tenía un proyecto para su clase de literatura en la necesitaba hacer una entrevista, sostenía su teléfono en modo grabadora para poder grabar la conversación y la historia que le contaría sobre cómo fue que perdí mi pierna,era un típico chico que venía de escuela, usaba jeans azules y una camisa verde limón con un logo de esos que suelen tener ese tipo de instituciones, un libro abierto con helechos verdes rodeándolo.
Comencé por decirle que lo

que le contaría realmente había ocurrido y que no me importaba si me creía o no, también le dije que no me importaba si alguno de sus compañeros o su maestra me juzgaban de loco por la historia, pero que había aceptado hablar con el solo porque me lo pidió de una manera amable y educada, así que hoy tu también conocerás la historia de cómo perdí mi pierna y por qué el colegio fue uno de los más grandes martirios para mi, comencemos. 


Advertisment

PARTE 1

Crédito: tuul.tv

Todo ocurrió hace unos 25 años, yo estudiaba en pequeño colegio con 300 alumno, el colegio estaba cerca de un río que a su vez, estaba cerca de la ciudad, aunque el colegio no tenía la mejor infraestructura era muy conocido debido a su programa de educación que era muy bueno. Cruzando el puente que se encontraba frente al colegio había un famoso parque debido a que en este siempre iban las parejas de enamorados o los deportistas a realizar sus actividades, que se trataban de muchos futbolistas pues había una cancha de fútbol, misma que siempre fue odiada por mi.

PARTE 2

Crédito: masradio

Yo odiaba esa cancha de fútbol porque nuestro profesor de educación física siempre nos llevaba ahí para ponernos a trotar, ya sabes, típica clase en la que te piden que trotes y eso es todo. Un miércoles por la mañana, específicamente a las 10:30 AM, el profesor nos pidió que nos formáramos para ir al parque, llevábamos en su mayoría short y camisa, esa mañana hacía mucho frío, por lo que más molesto me sentía al saber que tendríamos que trotar, caminamos al parque y al llegar a la cancha el profesor nos pidió que diéramos 10 vueltas y después hicimos una fila para regresar al colegio, pero algo extraño sucedió, una compañera nuestra llamada Molly, no estaba, había desaparecido, el problema es que ninguno de nosotros se percató el momento en el que desapareció o hacía donde fue.

PARTE 3

Crédito: cloudfront

Regresamos al colegio y todos murmuraban sobre donde estaba Molly, unos decían que estaba cansada de las clases y había decidido huir, otros decían que la habían secuestrado. El profesor y el directos estuvieron horas en la oficina hablando y el pánico podía sentirse en el aire. Molly era la compañera que menos mal me caía de todos, aunque solo hablaba poco con ella se notaba que no era como los demás, era más sencilla e inteligente, recuerdo que me caía muy bien porque siempre tenía el momento para leer un libro y a mi me encantaba leer. Después de dos horas llegaron los padres de Molly, se encontraban molestos y preocupados, nunca antes había sucedido algo así en el colegio ¿donde estaba su hija? Aunque el director estaba molesto no le quedo otra opción mas que llamar a la policía.

PARTE 4

Crédito: tuul.tv

Los policías comenzaron con las investigaciones y como parte del procedimiento nos llamaron de uno por uno a los chicos que estábamos con ella para hacernos unas preguntas de rutina, nadie sabía qué había ocurrido con Molly. El colegio recibió una fuerte demanda por parte de los padres pero ésta no procedió debido a unos permisos que los padres habían firmado para que la chica saliera de la institución a realizar actividades recreativas, pero claro, después de lo que ocurrió se hicieron muchas regulaciones y se prohibió la salida de los estudiantes en horarios de clase en todos los colegios aledaños y la reputación del colegio se fue a los suelos.

PARTE 5

Crédito: consultor

Pasó una semana entera hasta que Molly apareciera, pero no con vida, su cuerpo fue encontrado flotando en el río, apenas era reconocible, pudieron darse cuenta que era ella porque vestía el uniforme de la escuela, pero eso apenas era el comienzo de una serie de sucesos aterradores que pasarían. A la semana siguiente, otro chico se encontraría en las mismas circunstancias que Molly, en el río, apenas reconocible y en estado avanzado de putrefacción, fue ahí donde la localidad comenzó a sentir un miedo terrible, pues no era normal que dos chicos fueran asesinados de tan brutal manera.

PARTE 6

Pero como sucede siempre, pasaron los días y el tema fue pasando, el viento se llevo los sucesos y ya nadie hablaba sobre ellos. Un día por la mañana caminaba hacia el colegio, fue entonces que escuché una extraña melodía pegajosa que se quedó muy bien grabada en mi mente, aunque no podía reconocer de que lugar provenía, pero era tan pegajosa que rápidamente la aprendí y mi cerebro no dejaba de reproducirla. Fui a clases y regresé con normalidad, durante todo el día estuve intentando averiguar que canción era pero no pude dar con ninguna pista sobre ella, durante todo el día estuve repitiendo la canción una y otra vez.

PARTE 7

Crédito: lifeasmama

La canción era tan pegajosa que no me dejo dormir en toda la noche, mi cerebro la repetía una y otra vez, como si alguien la reproduciera y yo no pudiera controlarlo, a la mañana siguiente tenía los ojos hinchados, me sentía terrible pues no había podio pegar las pestañas en toda la noche, al ducharme me di cuenta que al estar cerca del agua la canción sonaba un poco menos, como si el agua calmara mi cerebro. Cuando caminé al colegio seguí escuchando la melodía, pero al pasar cerca del río pude darme cuenta que el agua amenizaba el sonido, así que comencé a caminar cerca del río, hasta que llegue a lo que eran una clase de tuberías que pasaban abajo de la ciudad donde vivía, la zona estaba vacía, no podía ver a nadie, pero comencé a escuchar unos extraños sonidos cerca de mi y el miedo se apoderó de mi ser al recordar lo que había ocurrido con Molly con aquel chico, así que decidí entrar a las tuberías para esconderme.

PARTE 8

Crédito: tuul.tv

Me di cuenta que la canción parecía provenir de esas extrañas tuberías, no sabía como era posible que la canción tan pegajosa estuviera ahí abajo, comencé a seguir el sonido para por fin saber quién o qué era lo que reproducía ese sonido, hasta que llegue a lo que parecía ser una habitación y mis ojos no podían creer lo que veían, un escalofrío recorrió mi cuerpo y la sangre se me heló de repente, no podía gritar pero si pude reaccionar ante lo que estaba viendo, una especie de criatura humanoide deforme, pútrida y pálida tocaba la melodía con una vieja guitarra desafinada, llevaba un sombrero de paja y lo que más recuerdo es cómo llevaba pegada en su piel el rostro de Molly, lo recuerdo perfectamente.

PARTE 9

Crédito: narvii

Rápidamente salí corriendo mientras la extraña criatura comenzó a perseguirme, logró tomarme del tobillo y herirme con sus extrañas garras, pero eso no me impidió seguir corriendo, poco a poco logré dejarlo atrás pero logré escuchar que pronunció es tas palabras: "Volverás a escuchar mi melodía, volverás a saber de mi, sé que regresarás". Regresé a cada, con los días, una infección se hizo notar en mi pierna, mi madre me llevo al doctor pero ninguno supo decirnos que tipo de bacteria había infectado mi pierna, tuvieron que amputarla y así fue como perdí mi pierna, nunca quise contar la historia porque sabía que nadie me creería, pero aún sigo escuchando esa melodía en mi cabeza una y otra vez, he aprendido a vivir con ella y cuando deseo calmarla un poco entro a mi bañera y solo así la olvido.

PARTE 10

Crédito: ocdn

El chico sorprendido me miraba, me dio las gracias por haberle contado la historia, tomó sus cosas y se despidió de mi, pero logré escuchar que mientras salía de la casa, tarareaba una melodía, una melodía que ha estado presente en mi vida desde aquel momento que la escuché por primera vez y que ahora, estaría en la vida de ese chico para siempre, solo pude pedir por el y esperar a que fuera fuerte, yo sobreviví, pero sé que esa cosa sigue bajo nosotros escondiéndose en las alcantarillas y recitando su melodía, cautivando a los jóvenes para atraparlos y llevarlos así, a su trágico final. Historia inspirada en el cuento: Una entrevista para el colegio Autor: Brandon Lee Avila

Advertisment
¿Te gustó este contenido?
0
3 votos

¿Qué opinas?


TopsCol Sunday 18th of August 2019 04:22:10 PM
wow, si que es perturbador
Responder
Loading...
Ver más comentarios