El coronavirus es un nuevo virus que ya comienza a propagarse por China, esta es una historia inspirada en los acontecimientos recientes
Filósofox
Filósofox 2571 puntos 24/01/2020 153126 visitas Reportar

Todo comenzó como un juego, el coronavirus comenzó atacando China, se registraron 400 casos y la gente en el mundo hablaba de el, pero era menor la importancia que le tomaban, veíamos memes en redes sociales sin pensar que este virus nos llevaría a la aniquilación, el virus comenzó a expandirse por China.

Wuhan, la ciudad de origen, fue la primera en caer, el virus mutó de una manera rápida, no dio tiempo a los científicos para investigarla lo suficiente y poder encontrar una cura, cuando se pensó al fin que la cura había sido descubierta, el virus mutó nuevamente, 10 millones de personas murieron en una semana, los cadáveres comenzaron a apilarse en las calles, los hospitales no podían cubrir la atención a los enfermos, poco a poco los médicos empezaron a morir, enfermeras y voluntarios que ayudaban a combatir el virus fueron contagiados, que qué provocaba el virus, comenzaba por los dolores musculares, tos aguda, sangrado en ojos y oídos, el virus consumía el cuerpo hasta dejarlo en un estado de putrefacción máxima, había personas que no podían soportar los dolores de cabeza tan intensos que el virus provocaba, por lo que decidían quitarse la vida para no sufrir.  .

1. Parte 1

Crédito: canal12

Los gobiernos emitieron un estado de emergencia mundial, el siguiente país en caer fue Estados Unidos, las personas que podían se refugiaban en bunkers a la espera de que la cura llegara, pero esto nunca ocurrió, el virus se expandió país por país, se dice que los polos son los únicos lugares en donde el virus no ha llegado, todos intentamos llegar hasta ahí pero el virus está ahí afuera, aunque algunos logramos conseguir trajes especiales nada te asegura que el virus no ha mutado y que será capaz de entrar en ti cuando salgas a las calles tratando de llegar a la zona segura, lo que mis ojos han visto es indescriptible, la comida comenzó a infectarse, todo lo que tocábamos estaba infectado, incluso el agua, el gobierno diseñó unos tanques especiales para almacenar el agua, la depuraban y quedaba lista para beberse pero no podía dar a abasto a las millones de personas que la buscaban, llegó el momento que se esperaba y el gobierno decidió abandonar a su gente, sin agua, sin alimento. La gente mataba por un trozo de pan, y llegó el momento en que la gente no resistió más y comenzaron a recurrir al canibalismo, cortaban trozos de sus cuerpos para cocinarlos y comerlos, cientos de familias decidieron terminar con sus vidas aún sin tener el virus debido a la falta de alimento y agua, el oro dejo de ser el elemento más valioso y la gente comenzó a verlo como lo que era, un simple metal.

2. Parte 2

Crédito: destinoinfinito

Te estarás preguntando cómo es que sobreviví, te lo contaré. Cuando vi la aparición del virus inmediatamente hubo algo que en mi interior me decía que no eso no era nada bueno, empecé a recolectar víveres, compré bastantes garrafones con agua y comencé a almacenarlos, mis amigos comenzaron a juzgarme de loco pues cree un cuarto 100% libre de virus y bacterias, dentro de el, metí suficientes alimentos y comencé a cultivar algunos otros, todo ocurrió en un lapso de un mes, renuncié a mi trabajo y la paranoia no me dejaba en paz, una y otra vez tenía pensamientos de que algo malo ocurriría, de que este virus no era como una gripa, no era influenza, como si algo dentro de mi me decía que debía cuidarme y protegerme a toda costa, gasté todo el dinero que tenía guardado en protección para mi pequeño cuarto, compré un traje especial y también un arma, no podía permitir que alguien intentase hacerme daño si sabían lo que tenía.

3. Parte 3

Crédito: lifestyle

Hasta este momento debo aclarar que el virus no convierte a las personas en muertos vivientes, pero todos aquellos que sobrevivieron vagan como muertos sabiendo que sino se comen a alguien o roban para alimentarse y beber, su vida rápidamente terminará. Cuando el virus llegó a México, país donde resido, todas mis alarmas se dispararon, sabía que estaba solo, cuando era pequeño mi padre nos abandonó a mi y a mi madre, ella falleció hace 3 años, no tenía familia directa ya que todos mis familiares se encontraban en Estados Unidos, nada podía hacer por ellos. El virus llegó a México y comenzó a propagarse rápidamente, 100, 200, 300 mil personas murieron en un solo día, el virus parecía hacerse más fuerte entre más personas atacaba, cuando llegó a mi ciudad, Guadalajara, tomé solo algunas cosas y entré en mi cuarto seguro, active las alarmas de seguridad, había instalado paneles solares que me darían energía y tenía agua suficiente para por lo menos 2 años, el cuarto limpiaba y purificaba el aire, básicamente no podía entrar ningún tipo de virus exterior, dos días después de encerrarme, escuché a varios de mis amigos pidiendo desesperadamente que los dejara entrar en el cuarto, pero sabía que si los dejaba pasar tendría que dividir las porciones, sería menos mi tiempo de supervivencia y tuve que tomar la decisión de solo verlos morir cuando el virus llegó a mi casa.

4. Parte 4

Crédito: pixels

Este virus es diferente a los demás, en su mayoría no pueden verse, pero fue tanta su expansión que comenzó a tomar un color gris claro, que a través del viento podía verse, eran gigantes las nubes de virus que se encontraban en el mundo, algunas personas lograron fotografiarlas antes de ser atacadas por el mismo, llegó un momento en que no había señales transmitiendo en la radio, tampoco había canales de televisión transmitiendo, Internet fue el único refugio, ahí fue donde encontré que había más sobrevivientes y comenzamos a hablar entre nosotros, algo extraño ocurrió cuando hablamos de cómo fue que sobrevivimos, todos aquellos sobrevivientes explicaron que habían tenido cierta visiones sobre lo que ocurriría con el virus, todos crearon sus refugios teniendo una voz en su cabeza que los incitaba a hacerlo, al igual que me ocurrió a mi, quedamos sorprendidos cuando nos enteramos de esto, supimos en ese momento que todo esto no había sido solo una casualidad ¿Qué nos había incitado a crear estos refugios y por qué nos quería vivos?