No Bored
tuul 99073 puntos 04/11/2019 1 visit Reportar

Para muchos, la hora de dormir es la más importante de cada día, es cuando finalmente te puedes reponer de todo aquello que hiciste y merecerte ahora sí un largo descanso. La cama se vuelve una clase de santuario donde llegas a reposar el cuerpo para que en la mañana siguiente te levantes como todos los días, ya fresco y listo para vivir los designios de una nueva mañana.

 

¿Pero qué pasa si tu cama no es el lugar deseado donde puedes alcanzar tus sueños? Porque, bueno, hay personas que no les basta tener una base, un colchón, tal vez la cabecera y, claro, las cobijas, sábanas y almohadas para nomás echarse a dormir. Hay personas que quieren más. Desean que su cama, junto al dormitorio, sea un espacio privado y particular, hecho a imagen y semejanza de sus gustos. O quizás, sólo buscan un poquito de originalidad. Entonces se las ingenian, rompen los estereotipos y ¡vòila! Sus camas se vuelven, además de originales, famosas porque hasta en la casa del curioso se pueden encontrar.

 

¡Adelante, pásele y échese un sueñito en la que más le plazca!

1. ¡A soñar lo que lees!

Para los amantes de la lectura, ¡Qué mejor que soñar a mitad de un libro abierto!

2. ¡Si tan sólo fuera una pizza real! =P

Imagina que duermes cobijado en gruesas y deliciosas capas de queso.

3. Es extraña… ¡Pero me gusta!

Para que al despertar pienses que aún sigues soñando.

4. ¡Para los amantes del vértigo!

Para que duermas como suspendido en el aire.