5. Rutina matutina.

Todo para mantener los huesos saludables.

6. Selfie en el trabajo.

Muriendo de aburrimiento...

7. De compras.

Mucho shopping hasta morir.

8. Baño relajante.

¡Ya hacía falta!