No Bored
tuul 78943 puntos 04/11/2019 0 visitas Reportar

Se dice que algunas personas nacieron para ser obedientes y otras para ser jefes o líderes. Que cada quien tiene un puesto en esta vida y entre sus talentos está el definir de qué lada se situarán durante su vida profesional. 

El campo laboral es algo en lo que siempre estamos luchando y si nos encontramos en un entorno de trabajo en el que no estemos a gusto con nuestros compañeros y más importante, con nuestro jefe, entonces todo se vuelve un infierno diario en el que no existen más que quejas y desagrado por el lugar en el que trabajamos. Muchas de estas veces el mal ambiente de trabajo se debe a un jefe que no sabe llevar las riendas de su negocio y que tampoco sabe cómo hacer estrategias para que sus empleados sean eficientes y entonces no sea necesario el regaño o las sanciones. Un jefe mandón y gruñón no siempre es un jefe bueno, un jefe en realidad lo que necesita es ser un líder que lleve y guíe a sus trabajadores.

Y en esta lista te mostramos esas simples diferencias entre uno y otro. 

1. ¿Cómo tratar a los empleados?

Mientras un jefe solo los usa, un líder los alimenta de conocimiento para que puedan seguir creciendo.

2. Cuando hay que corregir algún error.

Un jefe reprende y castiga mientras que un líder explica.

3. Para ejecutar las estrategias.

Un jefe ordena a dónde ir a los empleados mientras que un líder guía y va con ellos.

4. Cuando algo sale de la manera equivocada.

Un jefe expone los errores para sacrificarlos mientras que un líder ayuda a encontrar una solución para salir del problema.