No Bored
tuul 79003 puntos 04/11/2019 6 visitas Reportar

El amor, la amistad, las responsabilidades, la escuela, la vida en general tiene diferentes persepectivas para cada persona, todos vemos las mismas cosas de maneras muy distintas, hay algunas personas que son un poco más realistas respecto a todas las situaciones que se presentan en la vida y hay otras tantas que son más de idealizar a las personas y situaciones.

Lo mismo pasa en cada persona en especial, hay partes en nosotros mismos que pelean entre sí cuando nos enfrentamos a una situación o debemos hacer una decisión. En general, esas dos cosas que nunca están de acuerdo entre sí son nuestro corazón y nuestro cerebro. Uno por un lado piensa todo fríamente, calculadoramente y de la manera más meticulosa y razonable posible, por otro lado, el corazón no piensa nada, actúa más por impulso y siempre espera que todo salga bien así sea la quinta vez que haga lo mismo y ya con una que otra decepción.

A pesar de ser metáforas de corazón cerebro, es muy cierto lo que pasa cuando nos dejamos llevar por nuestro corazón o nuestro cerebro, y aquí te lo presentamos con divertidas ilustraciones

1. Percepciones equivocadas.

2. Podríamos pensarlo bien... o huir.

3. La magia de las ilusiones.

4. Hay que tratar de llevar al corazón por el camino correcto.