Videismo
liliana.romero 20/10/2016 1 visit Reportar

Julie Peveto es el nombre de una madre de familia quien también es fotógrafa y disfruta más que nada estar en compañía de su familia, fue gracias a una coincidencia y una idea de último minuto cuando su esposo debía ir a una reunión de Halloween en el 2014, que decidió disfrazar también a su hija para tomarles fotos juntos en una casa abandonada antes de que su esposo partiera.

Los resultados les emocionaron tanto que decidieron hacerlo una tradición familiar, actualmente esta familia toma un día cada año para hacer su sesión terrorífica de Halloween de padre e hija, utilizando un atuendo distinto y una locación distinta en cada ocasión.

Su hija disfruta demasiado hacer este tipo de cosas con papá y mamá y es una fanática del Halloween por lo que el miedo no es un factor a considerar.

Con ayuda de vestuario, maquillaje y mucha personalidad, su hija se coloca en las poses más acertadas para lograr escenarios que parecen sacados de una película antigüa de terror.

Su padre por su parte, ama la idea no solo de salir en las fotos junto a su hija, sino de fomentar la pasión de su esposa por la fotografía y pasar un rato divertido en familia.

¿Qué opinas?

 

1. La primer sesión fue en un cementerio

2. Ella parecía ser una niña fantasma

3. Y su manera de posar era bastante convincente

4. Es realmente tenebroso