Videismo
Ramiro Vargas 18/07/2016 0 visitas Reportar

Deshacerse del polvo puede parecer cuento de nunca acabar, pues mantenerlo alejado de nuestro ambiente es una tarea que requiere de constante aseo y cuidado a nuestros alrededores. Nuestros cuartos, oficinas, estudios y cualquier lugar en el que pasemos una buena cantidad de tiempo en ellos, necesitan de cierto grado de limpieza y mantenimiento para evitar que este invasivo elemento esté fuera de estos lugares.

Además de ser un elemento que resulta ser poco agradable a la vista, puede ser también el causante de varias enfermedades, pues el polvo casero está compuesto por partículas de piel, pelo de mascotas, ácaros y polen entre muchas otras cosas, elementos que además de volverlo desagradable, al acumularse puede producir malos olores en la casa. Limpiar constantemente no solo ayuda a prevenir estos olores, sino que también ayuda a evitar la aparición de estos agentes alergénicos que pueden ser dañinos para tu salud y la de aquellos que te rodean.

Para poder ayudarte a combatir este tipo de suciedad de tu hogar y zona de trabajo, te compartimos estos estupendos y prácticos trucos que harán de la limpieza del polvo una tarea más fácil de realizar.

1. Limpieza húmeda

Si utilizas de manera regular la limpieza húmeda, tu casa lucirá más limpia y sentirás un aire más agradable. El agua es una solución purificadora que elimina el 90% del polvo. Es muy importante limpiar al menos una vez en dos meses las paredes con un paño húmedo, entonces en las demás superficies se acumulará menos polvo.

2. Brochas suaves

Estupendas para quitar el polvo de lugares de difícil acceso, las brochas te ayudarán con este problema. Son muy cómodas para limpiar los muebles.

3. Mantén las ventanas cerradas

Trata de acostumbrar tener las ventanas cerradas para tener menos polvo en casa. Claro, ventilar la casa unas veces al día es muy saludable y hasta necesario, pero no hay porque mantener las ventanas siempre abiertas si no quieres que tu casa se ensucie.

4. Revisa los niveles de humedad

Para que el polvo se acumule en cantidades menores, es suficiente mantener el equilibrio de humedad entre un 40-50%. Ahora existen aparatos especiales para medirlo.