No Bored
tuul 77823 puntos 04/11/2019 0 visitas Reportar

La perfección existe, puede ser que no en todo  ni en cualquier lugar pero existe y como cualquier ser humano (o al menos unos tantos) siempre está en busca de esa perfección en muchos aspectos de la vida; la profesión, una relación amorosa, la familia.

Sería genial que todos los aspectos de nuestra vida no tuvieran falla ni defecto y fueran completamente perfectos ¿no es así? Aunque, debemos reconocer que tanta perfección sería aburrida y no le daría esa emoción que tiene la vida.

La perfección puede ser buena en cantidades razonables y en ciertas situaciones porque si queremos tener el control de todo y hacerlo sin falla, sería aburrido y nunca aprenderíamos nada tampoco. Sin embargo, de vez en cuando, la perfección es agradable a la vista... sí, a la vista.

Esa perfección que inevitablemente eleva tus estándares en cuanto a belleza u orden. Para los que somos perfeccionistas y metículosos, cosas como esa de verdad que nos complacen, por eso si eres uno de esos obsesivos por el orden y la perfección, esto te va a gustar.

1. Este rollo de nieve que provoca acostarse en él.

¡Luce tan esponjosito!

2. La nieve que se encargó de cubrir perfectamente esta mesa.

Parece que lo hicieron con gran esmero.

3. ¿Dónde consigo uno de estos?

Esto seguramente le encantaría a Marie Kondo.

4. Ni ganas de comérselos dan.

De tan perfectos, suaves y parejitos que son.