Videismo
Ramiro Vargas 18/05/2017 0 visitas Reportar

Las selfies son el tipo de fotos rápidas que tomas cuando quieres mostrarte o presentar de manera rápida, y resultan ideales para mostrar un lado casual de tu persona. Claro que este tipo de fotografías pueden resultar engañosas, pues al ser tu rostro el foco de atención, muchas veces tratamos de observar lo bien que nos vemos, y en ocasiones descuidamos lo que aparece detrás de nosotros.

Bien dicen que cuidar los detalles es importante, pero cuando queremos tomar esa foto de manera rápida y casual, en muchas ocasiones solo movemos rápidamente aquello que no queremos que sea visto a otro lugar, ya sea que se trate de algunos objetos vergonzosos, o algunas cosas desordenadas que simplemente no queremos que aparezcan, entre varios otros detalles más.

Pero el solo cambiar de lugar dichos detalles o enfocar desde otro ángulo a veces no suele ser la solución, pues también hay objetos como espejos, pantallas, vidrios y hasta incluso en nuestros propios lentes se pueden llegar a observar los reflejos de aquello que queremos ocultar, y por no fijarnos estos reflejos nos llegan a traicionar.

Seguro las personas de estas fotografías pasaron un momento vergonzoso por culpa de los reflejos, algunas de las cuales incluso te harán sentir verdadera pena.

1. Novio paparazzi falso.

Ese incómodo momento que tu "novio secreto" es descubierto por un descuido.

2. Una selfie rápida antes de empezar el día.

Vaya forma de empezar el día.

3. Agarrón.

Ya descubrimos que no es tan caballeroso como aparenta.

4. Novio secreto.

Otra chica más que rompe la ilusión del "novio secreto" por no fijarse en los detalles.