No Bored
tuul 125008 puntos 04/11/2019 1 visit Reportar

Ya habíamos comentado que los japoneses son un poco raros, sin embargo, estas fotografías muestran más allá de su extraña manera de ser, y se trata de una sesión de fotos que realizo el fotógrafo Yuki Aoyama, donde muestra a 11 padres ejecutivos quienes viven enclaustrados dentro de un estereotipo de su cultura denominados: Salarymen. Estos son los oficinistas asalariados que tienen que portar traje y corbata todos los días y viven sin una sola diversión, más que cumplir las órdenes de su empresa.

El fotógrafo pretende con estas fotos, mostrar la esencia detrás de cada ejecutivo que pareciera aburrido y sin imaginación, pero junto a sus hijas.

El resultado de esta sesión es muy divertido y algo fuera de lo normal..

1. ¡Dame esos cinco!

2. Un ejecutivo muy serio y una hija muy tierna

3. ¿Pensando un poco en la oficina?

4. Creo que le dieron ganas de ir al baño con el salto