Que la impuntualidad, que el desorden, que un escritorio hecho un relajo, hay personas, y me incluyo, que simplemente no podemos pasar nada por desapercibido y sufrimos porque la mayoría de las personas no son tan perfeccionistas y meticulosos como nosotros.

Cuidamos cada detalle y todo en nuestra vida tiene que estar en perfecto balance y orden, algo que mucha gente no comprende y hay pequeñas cosas, pequeños detalles que para los perfeccionistas significan un mundo entero.

Esas pequeñas cosas que nos pueden volver locos si no están tal cual a nosotros nos gusta pero gracias a Dios, aunque pocos, hay otros perfeccionistas que nos entienden a la perfección y que se han encargado de encontrar el orden en las cosas más pequeñas o en algunas que no tendrían mucho sentido para otras y nos ofrecen estas imagenes que te harán suspirar de alivio por la perfecta organización que los compone, y seguramente, como todo perfeccionista, es muy posible que tú hayas realizado alguna de estas antes ¿o no? Yo sí he organizado a la perfección hasta los dulces que me comeré..

1. Estos perfectos lápices de colores alineados.

2. Unos gatitos perfectamente alineados.

3. Así me gusta mi almuerzo, perfectamente ordenado.

4. ¡Oh Dios! ¡Sí!