No Bored
tuul 04/11/2019 1 visit Reportar

Algo que produce placer visual a todo perfeccionista es el orden. Estas personas no soportan ver algo fuera de su lugar; existen maníacos de la limpieza, extremadamente ordenados, que están constantemente ordenando todo.

Sus temas predilectos giran en torno a que la impuntualidad, que el desorden, que un escritorio hecho un relajo, hay personas; y me incluyo, que simplemente no podemos pasar nada por desapercibido y sufrimos porque la mayoría de las personas no son tan perfeccionistas y meticulosos como nosotros.

Mira también:  Cosas que todos hacen y no lo admiten en público

Ver algo perfectamente ordenado es un placer visual

Hay personas que cuidan cada detalle y todo en su vida tiene que estar en perfecto balance y orden. Esto es algo que mucha gente no comprende y hay pequeñas cosas, pequeños detalles que para los perfeccionistas; significan un mundo entero.

No solo estos detalles que traemos en este post están relacionados con los perfeccionistas. Existen elementos que van más allá del simple orden de las cosas. Un verdadero perfeccionista ve los detalles en todo cuanto hace. Desde colocar el cepillo dental en una posición específica que ellos consideran la adecuada; hasta realizar el nudo de la corbata, perfecto.

Solo los verdaderos perfeccionistas conocen el placer visual que produce el orden

Esas pequeñas cosas que pueden volverlos locos si no están tal cual a ellos les gusta pero gracias a Dios, aunque pocos, hay otros perfeccionistas que pueden entenderlos a la perfección y que se han encargado de realizar múltiples tareas cotidianas o especiales; con la mayor pulcritud posible.

Además, son capaces de hacernos creer aún en la humanidad; y en que las cosas se deben hacer con excelencia y de la mejor manera posible. Es por eso, que traemos estas imágenes que son prueba de que se pueden hacer las cosas con perfección; y además a los que somos perfeccionistas nos traerá un placer visual.

1. Una persona realmente comprometida con el orden.

Lo hace mejor que los empleados de este súper.

2. Imagina llegar a una tienda y ver esto.

Ni ganas de comprar una botella para no arruinar el orden.

3. Una pared de llantas que encaja muy bien.

Como un lindo rompecabezas gigante.

4. Me pregunto cuánto se habrán tardado en armar esto.

Para que todas las piezas encajaran a la perfección.