El jueves 23 de Mayo ha sido uno de los días más  tristes en lo que va del año. Soy tutora de Prepa en Línea desde hace ya 3 años, al ingresar al curso de capacitación me impresionó ver la estructura y  presentación de la plataforma del programa que presentaba la SEP como alternativa para estudiar en línea y como una excelente opción para personas que trabajan o que hace mucho que no estudian. 

Los requisitos para entrar como tutor son altos, te piden hacer videos con alta tecnología, hacer un curso con distintas actividades en la que demuestres tu manejo tecnológico, psicopedagógico; así como solicitar certificados desde talleres, diplomados y maestrías con el fin de que puedas posicionarte como una figura que realmente plantee estrategias de acompañamiento mes con mes a tus grupos. 

Cuando me asignaron, me di cuenta que tenía 4 grupos a mi cargo, que hacían un total de poco más de 280 estudiantes. Mis labores consistían en presentarme con el grupo, establecer la fecha en la que daría mi sesión virtual e inmediatamente iniciar a construir mi expediente. En este expediente debo ir indicando las acciones que hago día a día para con los alumnos. Conforme avanzas en las semanas tienes que identificar a los alumnos que ya no ingresan, y contactarlos. Identificar y contactar a alumnos que no entregaron  tareas, y contactarlos, diseñar estrategias que van desde sesiones personalizadas, infografías, y material para que los alumnos reconozcan la importancia de ser regulares de no desistir. Conforme pasa el tiempo conoces a tus alumnos, te informan de sus problemas para entender ciertos módulos, te informan de desafortunadas experiencias a lo largo de este tiempo de estudio. Te cuentan de sus hijos, te cuentan de sus enfermedades, de sus emociones, de los obstáculos para llegar a estudiar. Módulo a módulo, porque te asignan muchas veces los mismos grupos se  desarrolla una relación tutor alumno, fundamental parte del programa de Prepa en Línea. El que acompáñenos de esta forma e identifiquemos los riesgos de aprendizaje, psicoemocionales, tecnológicos y personales permite que a lo largo de estos 23 módulos los alumnos reconozcan la importancia de valorar sus estudios. A la par los tutores tenemos sesiones de habilidades socioemocionales con los alumnos que definitivamente han ayudado tanto a que los estudiantes obtengan herramientas de manejo de emociones, creación y planeación de metas a corto, mediano y largo plazo. Creación de proyectos de vida así como orientación para definir qué seguirá cuando terminen su preparatoria. 

Una vez que concluye el módulo ordinario, continúa una iniciativa presentada por el programa en el que se dan 10 días en un periodo extraordinario de entrega de actividades  para los alumnos que no aprobaron el módulo de forma ordinaria. En estos 10 días somos los tutores quienes supervisamos, acompañamos y calificamos estas  entregas. Además de por supuesto continuar el siguiente módulo que nos asignan. Por dos semanas tenemos a cargo nuestro a los alumnos de recuperación y a los alumnos que están en el siguiente módulo, generando estrategias para ambos así como material y sesiones para ambos. 

Creo que al escribir todo lo que hacemos los tutores me doy cuenta de lo exigente que es este  trabajo y lo hacemos porque nos gusta y por nuestros alumnos. Porque durante 23 módulos acompañé a cuatro  grupos y fue testigo de sus éxitos, de sus fracasos y pude contribuir a que culminaran este sueño que es terminar su Prepa. 

Todo esto hacemos los tutores, trabajando de la mano de facilitadores y otras figuras importantes, y retomando a este jueves 23, les comento, llevamos 5 meses haciendo todo esto sin descanso, porque estamos siempre pendientes a los alumnos, somos sus tutores; sin pago alguno. Y el 23 de mayo nos informan que nos quitarán el IMSS, nos contratarán por honorarios , y que habrá un aumento pero desigual para facilitadores y tutores. A los facilitadores se les aumentará 2000 pesos y a los tutores 1500 ¿para generar desigualdad? ¿Desunión? 

No lo conseguirán, todos somos importantes en la vida y aprendizaje de los alumnos y todos estamos hartos de que no se reconozca nuestra labor con lo mínimo que es el pago de nuestros salarios. Mínimo, porque realmente para que una persona tenga un trabajo digno debe de contar con prestaciones, contratos anuales de menos, y comunicación y reconocimiento de sus coordinadores. 

Han sido semanas difíciles en estos días, semanas en donde hemos sentido que Prepa en Línea nos sigue maltratando, basta con ver el video del jueves en donde se menciona un diálogo pero sólo hablan ellos... 

Esperemos que puedan rectificar y reconocer nuestra labor no solamente con palabras sino con acciones. 


¿Qué opinas?

Unirse o Regístrate para comentar este contenido
Cargando...