5. Expectativas muy altas

Crédito: ema m vallejo

Es genial cuando una persona espera lograr lo que se propone y de verdad cumple con estos altos estándares para sus metas, se siente fuerte, orgullosa, animada para seguir trabajando para nuevas metas, pero el éxito no ocurre al abrir y cerrar de ojos, es el final de un largo y agotador proceso, de lo contrario si fallas estarás decepcionado contigo mismo y el mundo, lo mismo aplica con las relaciones interpersonales. Si has fracasado un par de veces no abandones algo que hayas comenzado, se realista y ten paciencia con quienes te rodean.

4. Celos

Crédito: CNN

Tendemos a pensar que los demás lo tienen mucho más fácil solo por lo que vemos en las redes sociales o en línea, pero la verdad es que los mensajes y publicaciones envidiables en las redes sociales no muestran la imagen real de la vida de nadie, sentirse insatisfecho con la rutina y contigo mismo es un fenómeno bastante común y es algo con lo que las personas más felices pueden luchar, las imágenes perfectas se eligen específicamente para mostrar los mejores momentos en la vida de alguien, si lo piensas bien te darás cuenta de que hay muchas personas a tu alrededor que tienen los mismas problemas, “el pasto del vecino siempre parece más verde” algunos pueden pensar que tu vida es perfecta también, una forma de combatir los celos es dejando de comparar, pregúntate; ¿En qué me afecta eso personalmente? Te darás cuentas que los celos no te darán más que negatividad y mal humor, distráete y cambia tu atención a otra cosa, y es mejor compararte con lo que fuiste hace 5 años, 1 año o un mes. se agradecido por lo que tienes y lo lejos que has llegado.

3. Incomprensión

Crédito: memoria emocional

Un problema más es que estamos seguros muy a menudo de que los demás no comprenden por lo que estamos pasando, es fácil pensar que nadie puede sentir lo mismo, es posible que creas que tus preocupaciones son más importantes y tus problemas son más graves que los de las personas que te rodean, así que no debes ignorar a quienes quieren ayudarte y apoyarte.

2. Ser posesivo con los demás

Crédito: Conectate

Si esperas que tus seres queridos dejen todo y corran para ayudarte inmediatamente deberías tener cuidado porque este tipo de pensamiento no te llevara a ninguna lado, cada persona tiene su propia vida, problemas, lo cual es normal porque son INDIVIDUOS no tus esclavos, la próxima vez que alguien te diga que no puede ayudarte, no te pongas en el plan de ofendido o ofendida, se paciente y espera la ayuda, en ciertos casos debes tratar de resolverlo tú mismo. “La confianza equivale al equilibro emocional”, la falta de confianza en ti mismo se puede apreciar en los detalles pequeños, y nuestra vida no es más que una secuencia de pequeños instantes. Trata de encontrar y cambiar algo de ti mismo para encontrar la paz y la seguridad interior.

1. Indecision

Crédito: Rocio Jover

Si te toma mucho tiempo tomar una decisión es una señal común de inseguridad, en tal situación puede que te preguntes las opiniones de las personas que son importantes para ti, menos mal nunca es demasiado tarde para tomar taus propias decisiones, hay una estrategia que puedes usar; anota tus miedos, ver algo por escrito te ayuda a tomar este factor en consideración, piensa en el peor de los casos, después de imaginar la situación más terrible, quizá entiendas que incluso el resultado menos favorable no será tan dramático como creerías pensar. Determina si la decisión es algo temporal o permanente, si te asusta lo permanente en este caso busca una solución temporal. Has una lista de los pros y contras. Considera todos los puntos que has enumerado y pretende que este problema no es tuyo si no de un amigo, ¿Qué le recomendarías? Alejarte de tu problema te ayuda a acelerar el proceso de toma de decisiones, piensa en el futuro y como te hace sentir, teniendo esto en cuenta debes hacer tu decisiones propias y no de nadie más, y si sale algo malo solo aprende de las derrotas.

Tags: psicologia

¿Qué opinas?