5. ¿Y de quién fue la brillante idea de decir que eran de camello?

6. ¿No eran los pajaritos amarillos? ¡Qué decepción!

7. Seguramente no le gustaba su primer nombre... como a muchos de nosotros.

8. Tal vez el que la hizo era daltónico o... no, definitivamente eso tampoco es lógico.

¿Qué opinas?