Gracias a Harry Potter todos conocimos a la maravillosa y brillante Hermione Granger, la inseparable mejor amiga de Harry Potter y que en algunas (sino es que casi todas) ocasiones le resolvió los problemas a Harry, además de que se la pasó todos los libros y películas explicándole prácticamente todo lo que sucedía hacia su alrededor.

Hermione era una chica sumamente especial, además de ser la inteligente del trío, tenía actitudes peculiares y era sin duda, única por su forma de ser. No habrá ningún otro personaje como ella.

Pero, como en todo grupo de amigos siempre habrá un Harry, un Ron y por supuesto, una Hermione. Esa chica sabionda, que es la más realista del grupo, responsable y exageradamente celosa de sus deberes escolares pero también con bonitos sentimientos y una lealtad enorme hacia tus amigos.

Puede que tus amigos no te lo digan pero muy en secreto piensen que tienes todas esas formas y maneras de una auténtica Hermione Granger, pero no lo tomes como una ofensa, es un halago grandísimo que puedas compararte con Hermione.

1. En fin de semana prefieres quedarte leyendo que irte de fiesta.

2. En muchas ocasiones ves por los demás antes que por ti.

3. Eres, prácticamente, la mamá del grupo.

4. Eres una mandona por naturaleza.