Videismo
mitzi 07/12/2017 0 visitas Reportar

Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás son algunos de los nombres con los cuales se conoce universalmente al personaje legendario que según la cultura occidental trae regalos a los niños por Navidad durante la noche del 24 al 25 de diciembre.

Este es un personaje que formaba parte del antiguo mito solar del solsticio de invierno al que el cristianismo sincretizó con la figura del obispo cristiano de origen griego llamado Nicolás, que volvió en el siglo IV en Anatolia, en los valles de Licia. Era una de las personas más veneradas por los cristianos de la Edad Media, del que aún hoy se conservan sus reliquias en la basílica de San Nicolás de Bari, Italia.

Pero muchos de los que esperan o esperaron a Santa Claus en la noche de Navidad poco saben sobre el origen de este personaje y cómo fue que se volvió este ícono característico de la Navidad en muchas partes del mundo.

1. Inspirado en alguien real.

Santa Claus nació de un obispo llamado Nicolás que era originario del siglo IV en lo que hoy es Turquía y se cuenta que era muy bondadoso y tenía especial atención a los niños. En la actualidad sus reliquias son conservadas en la basílica de San Nicolás en Bari, Italia.

2. El nombre.

Santa Claus es una contracción de "Sactus Nicolaus" que vendría siendo también San Nicolás.

3. Millones de paradas.

Alrededor del mundo existen aproximadamente 2000 millones de niños, un promedio de 2.5 niños por casa, así que Santa Claus debería hacer 842 paradas y tendría solo 1 milésima de segundo para dejar los regalos en cada casa.

4. Viaje a la velocidad de la luz.

Según una física británica, Katy Shane, Santa tendría que viajar a una velocidad de 6.2 millones de kilómetros por hora para alcanzar a visitar todos a todos los niños del mundo en tan solo 31 horas, teniendo en cuenta las diferencias de horario en todo el mundo.