5. No podías opinar sobre programas de televisión

Muchos de los programas de televisión no podías visualizarlos porque tus padres los consideraban inadecuados, por lo que cuando tus amigas platicaban el último capítulo de su programa favorito, tu solo escuchabas

6. Sacar abajo de a excelencia era fatal

Era normal que cuando no sacabas excelencia en las calificaciones, te ponían a estudiar todo el fin de semana. En comparación de tus otros compañeros a quienes premiaban por haber pasado

7. No sabías lo que ocurría en la familia

Tu familia era muy cautelosa, no tenías permitido participar en las problemáticas familiares. Eras la última en saber.

8. Alguna vez le dijiste a tus padres que los odiabas

Como no te daban explicaciones de las decisiones que tomaban con respecto a ti, no podías entender lo que estaba pasando.