Con este articulo podras conocer algunas herramientas que la palabra de Dios brinda a todos los matrimonios para tener una relacion solida, ya que esta es la celula de base de la sociedad La Familia.

Muchas parejas atraviesan por conflictos y circunstancias donde muchas veces no saben como manejarlas la palabra de Dios es una herramienta que si se aplica con eficacia se obtendran resultados muy positivos es por eso que dejare estos consejos hasta con algunas actividades practicas que le ayudaran a tener una mejor relacion.

Los matrimonios conectados con Dios, llevan mucho fruto. La combinación perfecta para tener una familia fructífera, está dada por la unión del hombre con la mujer y el Espíritu Santo. Eclesiastés 4:12 dice: "Y si alguien puede prevalecer contra el que está solo, dos lo resistirán. Un cordel de tres hilos no se rompe fácilmente".

La clave está en que el esposo y la esposa sean dos cordones unidos junto al Espíritu Santo. Se puede estar juntos, pero si no hay unidad, acuerdo, comunión, no sirve de mucho, pues el Señor los mandó a ser una sola carne. 

 ¿Cómo aplico el cordón de tres dobleces a mi matrimonio?

  1. Cuando los esposos se ponen de acuerdo en la oración. Tomen un tiempo en su vida diaria para orar juntos, hagan declaraciones proféticas uno por el otro. ¡Nada como la oración que fluye de un matrimonio que se ha puesto de acuerdo!
  2. Cuando la pareja fluye en el poder del uno. Una vez de acuerdo podrán fluir como una sola carne. La conexión física y emocional son primordiales. Son ingredientes vitales: compartir, recrearse, conversar, la intimidad. ;
  3. Cuando hay conexión espiritual; esta se obtiene por medio de la ministración mutua como pareja, de la conexión física y la conexión emocional.
  4. Cuando no existe un pensamiento de división. Un ejército dividido no prospera; la división comienza en el pensamiento, por eso la palabra divorcio debe ser eliminada de su mente, labios y corazón. Si está atravesando una situación de conflicto, busque profundamente al hacedor de matrimonios y Él le guiará. RECUERDE: Cordón de tres dobleces, no se rompe fácilmente.
  5. Todo matrimonio debe vivir bajo el poder del pacto. El matrimonio representa el pacto entre el Señor y la pareja, es Dios mismo diciéndonos que él es el tercer cordón y que no hay nada que juntos pidan que él no pueda hacer.

Como matrimonio y familia tomen un tiempo para orar y hacer las siguientes declaraciones mutuamente:

Esposo a su esposa: mi amor tú eres el regalo más hermoso que Dios me ha dado, eres una mujer virtuosa, eres una mujer sabia que edifica nuestro hogar, eres mi ayuda idónea, Dios me ha premiado con una mujer como tú. Yo te bendigo y doy gracias a Dios por tu vida.

Esposa a su esposo: mi amor, yo doy gracias a Dios por tu vida, por ser mi esposo, por ser mi cobertura. Doy gracias a Dios porque eres la imagen y el sacerdote de nuestro hogar. Le pido a Dios que te de sabiduría y templanza en todo lo que hagas. Yo te bendigo y te amo con todo mi corazón.

Padres a los hijos: hijos ustedes son las promesas de Dios en nosotros, son nuestra extensión al mañana, Dios nos dio el privilegio de criarlos y formarlos como hombres y mujeres de bien, en nuestras manos está mostrarle al Señor que ustedes son el linaje santo que nos ha prometido. Son la extensión de nuestra casa. Estamos orgullosos de ustedes y los amamos profundamente.

Hijos a los padres: papá, mamá, le damos gracias al Señor por ustedes, Dios nos puso en las mejores manos, escogió para nosotros la mejor guía, gracias por formarnos, educarnos y darnos lo que necesitamos. Cada día a su lado aprendemos del amor de Dios y estamos seguros que como familia sólida que somos, gobernaremos nuestra tierra.

Espero que le sea de gran bendicion...


¿Qué opinas?

Unirse o Regístrate para comentar este contenido
Cargando...