Aprender a respetar la privacidad de tu hijo adolescente es clave para reforzar su relación durante esta etapa de su crecimiento.

La privacidad puede ser definida como el ámbito de la vida personal de un individuo, quien se desarrolla en un espacio reservado, el cual tiene como propósito principal mantenerse confidencial.

En el derecho anglosajón solo existe el desarrollo del derecho a la privacidad. En el derecho continental se distingue la privacidad de la intimidad. Según el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española, “privacidad” se define como: Ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión.

Durante el crecimiento de los hijos, la adolescencia suele ser una etapa muy susceptible donde la privacidad juega un papel muy importante. La adolescencia es un período de desarrollo biológico, psicológico, sexual y social inmediatamente posterior a la niñez que comienza con la pubertad. Es un periodo vital entre la pubertad y la edad adulta, su rango de duración varía según las diferentes fuentes y opiniones médicas, científicas y psicológicas, generalmente se enmarca su inicio entre los 12 y 15 años, y su finalización a los 21 años.

La adolescencia es principalmente una época de cambios, y la privacidad para los jóvenes en esta etapa es sumamente importante, así como es importante que los padres sepan respetar esta privacidad e intimidad sin descuidar el bienestar de los adolescentes.

Existen ciertos puntos clave que ayudarán a los padres a ser respetuosos del espacio y privacidad de sus hijos adolescentes, sin descuidarlos o dejarlos por su cuenta por completo.

1. La privacidad y los adolescentes.

Crédito: Psicoactiva.

Puede ser que alrededor de los 9 o 10 años, los adolescentes empiezan a requerir mayor privacidad, y es necesario hacerles sentir que cuentan con ella en casa durante esta nueva etapa de su desarrollo, ya que será clave en cómo crece la relación entre padres e hijos. Como padres, algunas de las acciones que violan la privacidad de nuestros hijos adolescentes es entrar al baño cuando estén bañándose o entrar en su habitación sin tocar la puerta. Pero hay puntos clave que te ayudarán a estar al pendiente de su bienestar sin trasgredir su intimidad.

2. Comunicación.

Crédito: AS.

Debes mejorar la comunicación con tu hijo, construir esta relación desde que son pequeños y también establecer un buen manejo sobre el uso del celular y las redes sociales, haciéndoles saber sobre todos los peligros que existen. Tener una buena comunicación y confianza con ellos, hará que puedan decirte cualquier cosa sin que tengas que espiar en sus cosas para enterarte de lo que sucede.

3. Acuerdos.

Crédito: Perú 21.

Pon reglas y haz acuerdo sobre el manejo del celular y la computadora para que tus hijos estén al tanto y puedan seguir esas normas sabiendo que si las respetan, no será necesario invadir su espacio ni su privacidad.

4. Confianza.

Crédito: Libbera.

Hazlos sentir cómodos dentro de un ambiente de confianza y apoyo que les haga sentir bienvenidos y lo suficientemente seguros de que pueden acudir a ti cuando tengan dificultades.