Lo que no sabías sobre la naturaleza de Méxicoobre la naturaleza de México

Advertisment
Satira Politica
matudea 05/07/2016 3 visitas Reportar este contenido

En este artículo exploro una faceta de la vida natural que casi siempre es arrollada o ignorada de plano en favor de las zonas tropicales del país, de gran promoción turística y casi las únicas conocidas por los visitantes extranjeros a nuestro país, y me refiero al México Neártico.

Con ese nombre denomino a la parte del país perteneciente al Reino Biogeográfico Neártico, una enorme extensión de desiertos, pastizales templados, bosques serranos de pino – encino, de coníferas y bosques templados caducifolios que cubren casi toda América del Norte, y que en México se manifiesta en las regiones norte y centro, teniendo como límite tradicional para la mayoría de los botánicos y ecólogos al Eje Neovolcánico Mexicano, quedando hacia el sur las florestas deciduas y siempre verdes tropicales americanas.

.


Advertisment

1. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

En este artículo exploro una faceta de la vida natural que casi siempre es arrollada o ignorada de plano en favor de las zonas tropicales del país, de gran promoción turística y casi las únicas conocidas por los visitantes extranjeros a nuestro país, y me refiero al México Neártico. Con ese nombre denomino a la parte del país perteneciente al Reino Biogeográfico Neártico, una enorme extensión de desiertos, pastizales templados, bosques serranos de pino – encino, de coníferas y bosques templados caducifolios que cubren casi toda América del Norte, y que en México se manifiesta en las regiones norte y centro, teniendo como límite tradicional para la mayoría de los botánicos y ecólogos al Eje Neovolcánico Mexicano, quedando hacia el sur las florestas deciduas y siempre verdes tropicales americanas.

2. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

Entre dichos ecosistemas, el menos comprendido y conocido, tanto en el país pero sobre todo en el extranjero, es el de nuestras serranías templadas, especialmente las de naturaleza Neártica: La Sierra Madre Occidental cuenta con 222, 700 kilómetros cuadrados potenciales de bosques mixtos de pino – encino; la Sierra Madre Oriental con 65, 600; la Sierra de Juárez y de San Pedro Mártir, en el estado de Baja California, con 4,000 kilómetros cuadrados de bosques sumamente afines a los de las Rocallosas hacia el Norte, y el Eje Neovolcánico Mexicano con 91,800. En total, estamos hablando de 384,100 kilómetros cuadrados, o el 19.44% del territorio nacional. Es decir, uno de cada 5 ecosistemas mexicanos está dentro de estas serranías neárticas.

3. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

En dichas sierras existe una elevadísima cantidad de especies que sólo habitan en México, o como le dicen los biólogos, endemismos, especialmente en robles o encinos, pinos y algunos géneros templados cálidos muy antiguos, que ya han desaparecido en los bosques templados de Norteamérica, Europa o Asia Oriental como Matudaea, Oreomunnea o Dendropanax; también tenemos la mitad de los pinos del Mundo, y una tercera parte de los encinos del Planeta.

4. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

A pesar del nombre de bosques de pino – encino, en realidad existen muchas otras especies de árboles mezcladas en los bosques de nuestro país, aunque se les denomina así por el predominio que tienen en los mismos; entre los árboles que generalmente acompañan son los abetos, pinabetes, ayarín o abeto de Douglas, nogales, hicorias (nogal cimarrón), aile o aliso, liquidámbar u ocozol, sabino o ahuehuete, capulín o cerezo, ciprés o cedro blanco, magnolias, arces, tejo o globalillo, manzanillo, pacana, sicómoros y álamos.

5. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

En esos bosques se ubican o, por desgracia, existían, animales que constituían la mayoría de los animales de gran tamaño o megafauna del país, como el cóndor de California, el borrego cimarrón, el venado bura, el ciervo de cola blanca, el ciervo mulo, el águila real, el oso gris mexicano, oso negro, coyote, lobo mexicano, cotorra serrana oriental y occidental, puma y jaguar.

6. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

Incluso en su fisonomía, la vegetación de las sierras neárticas mexicanas cambia de acuerdo al relieve, a la orientación de sus laderas, la latitud y la altitud; la Sierra Madre Occidental está dominada por bosques de coníferas y de pino – encino en altitudes de 2800 metros sobre el nivel del mar (msnm), y en la mitad norte de la Sierra, mientras que los encinos son reyes hasta los 1000 msnm y en el sur. La Sierra Madre Oriental tiene la mayor cantidad de los llamados bosques de niebla o mesófilos de montaña del país, y la frecuente humedad que viene del Golfo de México mantiene casi siempre húmedas sus laderas orientales, desde donde vienen los vientos húmedos del mar, lo que da lugar a bosques dominados por árboles de hoja ancha, muchas de las cuales son idénticas o especies distintas con el mismo género de aquellas que viven en el bosque templado caducifolio del oriente de los Estados Unidos. La Sierra de Juárez y de San Pedro Mártir contienen bosques de coníferas en las altitudes superiores únicas en México por sus especies vegetales que no se encuentran en ningún otro lugar del país, mientras que sus cañadas y laderas más bajas albergan flora mediterránea de encinos, manzanitas, salvias, sicómoros, caobas de montaña, cenizo y laurelillos endémicas localmente a México. El Eje Neovolcánico Mexicano se caracteriza por sus bosques de coníferas dominados por abeto u oyamel y pinos, sus bosques de pino – encino, y de encino – pino, además de pro sus encinares que llegan a mezclarse con ecosistemas semi áridos o tropicales en altitudes bajas.

7. Lo que no sabías sobre la naturaleza de México

0
0 votos

A todos mis amables lectores les animo a que conozcan estas maravillas, pero siempre con total respeto al medio natural: Sin música de tipo alguno, sin dejar el mínimo rastro de basura o presencia humana, sin matar, arrancar o capturar a un solo individuo de planta o animal nativo al lugar que vayan, y apagando a conciencia, con cuatro o cinco baldazos grandes de agua todo fuego que enciendan y sin adquirir ningún espécimen de flora o fauna a los lugareños. Algunos lugares tremendamente recomendables son la Sierra de Ajos – Bavispe en Sonora, la Sierra de Madera en Chihuahua, La Michilía en Durango, la Reserva de la Biósfera El Cielo en Tamaulipas, El Parque Nacional Cumbres de Monterrey en Nuevo León, el Parque Nacional Constitución de 1857 en Baja California ola Reserva de la Biósfera Sierra Gorda en Querétaro. En algunos de esos sitios podemos ver incluso cambio de color “otoñal” en las hojas entre Noviembre y Enero, un fenómeno poco visto en nuestro país, dependiendo del lugar. Recuerden siempre apoyar iniciativas de conservación natural en donde vivan, así como aquellas que busquen expandir el tamaño y la cantidad de la Áreas Naturales Protegidas y Reservas de la Biósfera en el país, y en específico en nuestras serranías templadas; seguiré publicando artículos de naturaleza y ecología, saludos a todos.

Advertisment
¿Te gustó este contenido?
0
0 votos

¿Qué opinas?