Tanto humanos como animales tienen la necesidad de descanso; sin embargo nuestro organismo procesa la actividad del sueño de forma muy diferente. La palabra sueño designa tanto al acto de dormir como la actividad de la mente durante ese periodo de descanso.

El acto de soñar ha sido solo confirmado en el Homo Sapiens. Algunos animales también pasan por la fase MOR del sueño, pero su experiencia subjetiva es difícil de determinar. Parece que los mamíferos son los animales con mayor probabilidad de soñar debido a su ciclo del sueño similar al humano.

Mira también: Proyectos actuales que buscan salvar mares y océanos

Sorprendentes animales que tienen una forma muy diferente de dormir

En el primer lugar de estadísticas en términos de sueño se encuentra el gato, que pasa un 70% de su vida durmiendo. Y a medida que envejece, su etapa de vigilia disminuye ostensiblemente. Los caballos, los patos y las ovejas pueden dormir de pie o echados. Sin embargo, no pueden experimentar sueño MOR mientras están de pie. El animal que más tiempo pasa en fase MOR durante el sueño es el armadillo.

Las ballenas y los delfines son diferentes al resto de los mamíferos; siempre tienen que estar conscientes, ya que necesitan salir a la superficie a respirar, solo una parte de su cerebro se duerme cada vez. Casi todos los mamíferos que han sido estudiados muestran ciclos MOR o NMOR, lo que sugiere un mecanismo compartido a través de especies, con un significado funcional universal.

Especies que no necesitan dormir

Pero también hay otras especies animales que no necesitan del sueño como el resto, e incluso no duermen tanto o ni siquiera. Duermen como una necesidad vital para seguir viviendo. En este listado te mencionaremos algunos de los animales más curiosos; a lo mejor conozcas más ejemplares de la naturaleza cuya forma natural de dormir es diferente.

 

 

 

1. Peces.

Crédito: Zooplus.

La forma en que descansan los peces es muy distinta a lo que conocemos; ellos solo duermen superficialmente, es decir, reducen su actividad corporal pero siguen manteniéndose alerta mientras siguen flotando o excavan en la arena para resguardarse mientras "duermen".

2. Jirafas.

Crédito: Wikia.

Las jirafas duermen de pie; es muy raro que una jirafa se eche para descansar. Además, estos animales duermen muy poco, entre 30 minutos y 2 horas diarias, en periodos a lo largo del día, nunca de corrido.

3. Hormigas.

Crédito: Hormigas.

Estos insectos tampoco tienen un patrón de sueño como el de nosotros; ellas descansan 8 minutos cada 12 horas, y no se duermen específicamente, se trata más de un descanso donde reduce la actividad de su mandíbula y las antenas, pero no caen en un sueño profundo.

4. Tiburón.

Crédito: Esquire.

Los tiburones tampoco duermen profundamente, y es que aunque descansan, no se quedan completamente quietos, ya que deben estar en movimiento para que el agua circule por sus branquias; solamente descansan de vez en cuando al buscar corrientes donde puedan reducir su actividad pero conseguir que sus branquias sigan funcionando con el agua.