Tucupido
elliriodeplata7 10 puntos 08/03/2019 0 visitas Reportar

En tiempos de Salvador Dalí, Figueras era conocida por ser una ciudad habitada por miembros de la clase media bien acomodada. Hoy es conocida por ser la ciudad que vio nacer, crecer y morir al excéntrico artista, y por alojar parte del museo dedicado al pintor surrealista.

En la Subida del Castillo, se ve una torre que resalta por su colorida estética. De un tono rojizo y con detalles dorados. Huevos gigantes decoran su techo, y panes se sitúan en sus paredes. Es la Torre Galatea, antiguamente conocida como Torre Gorgot. Fue la última residencia de Dalí y hoy ofrece una mirada al arte y al mundo surreal que creaba el pintor con sus obras.

Historia de la torre

Data del siglo XVII. Fue creada como parte del recinto amurallado de esa ciudad y luego se transformó en un depósito de aguas. Finalmente, se convirtió en la residencia de Dalí, quien se encargó de darle personalidad y dejar su huella plasmada en ella a través del original decorado exterior. Una estética que hace contraste con el resto de la ciudad.

 

El pintor rebautizó a la torre con el nombre de Galatea, dedicada a Gala, la mujer que amaba. En su interior se pueden observar exposiciones y una gran variedad de obras de arte. Cuenta con alrededor de 30 espacios diferentes y una cripta donde se encuentra enterrado el pintor español.

Las pinturas que allí se sitúan no son solo obra de Dalí. También posee trabajos realizados por sus amigos artistas, o por pintores a los que admiraba.

Teatro – Museo Dalí

Al lado de la torre y sobre los restos del antiguo teatro municipal de Figueras, se alza el museo dedicado a Dalí. El propio pintor trabajó en vida en la creación de la instalación para garantizar que su arte fuera experimentado como debía por los visitantes.

Cuenta con obras, esculturas y espacios arquitectónicos trabajados y redefinidos por Dalí. Muchos de sus proyectos son homenajes hechos a amigos, a artistas o incluso a Gala. La fachada del museo mantiene la arquitectura neoclásica que poseía cuando se trataba de un teatro, pero cuenta con pequeños detalles surrealistas añadidos por el pintor.


¿Qué opinas?