Mitófago
Mitófago Oficial 1360 puntos 05/09/2019 6628 visitas Reportar

La historia siempre es lo que pasó, lo que uno dice que pasó y lo que uno quisiera que hubiera pasado. Este caso es sobre eso, todos conocemos la historia de los "Niños héroes" los 6 cadetes que defendieron hasta la muerte el castillo de Chapultepéc, uno de ellos, el famoso Juan Escutia, quien se dice se aventó enrolladlo con la bandera de México,  para así evitar que los norteamericanos pudiesen tomarla, ya que eso era una enorme falta de respeto. Pero no todo lo que dicen los libros de texto  es verdad a lo largo del tiempo ha habido  historiadores que desmienten esta historia.

A continuación te daremos algunas razones la cuales comprueban que Juan Escutia no se aventó con la bandera de México.

1. La bandera era muy pesada.

Crédito: adn40.mx

En el castillo se resguarda lo que quedó de la bandera, compuesta solo por los campos verde y blanco, el color rojo con la batalla se perdió. La bandera media aproximadamente 10 metros cuadrados por lo cual era muy pesada, no era posible que un muchacho por más fuerte que estuviese, pudiera bajarla, cargar y correr.

2. Lo encontraron muerto en otro lugar.

Crédito: cdmxtravel.com

Existe una lista de las bajas del ejercito, incluso de los restos y cadáveres de los combatientes caídos, incluso no se dice, pero uno de los 6 cadetes (Niños héroes) murió días despùes porque quedó parapetado, se encerró, hasta que lo rescataron ya muy debilitado. Otro murió en una trinchera, en la entrada donde ahora se encuentra el metro Chapultepec y el cuerpo de Juan Escutia se sabe donde cayó muerto, fue en una de las laderas más escarpadas de Chapultepec no se envolvió en la bandera ni se aventó, cayó abatido a tiros junto con Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca cuando intentaban huir hacia el jardín Botánico. Cuenta el historiador Enrique Krauze.

3. El capitán Margarito Zuazo fue quien llevaba la bandera envuelta en el.

Crédito: foros.elsiglo.com

La muerte del capitán Margarito Zuazo ocurre 5 días antes de la batalla. El 8 de septiembre de 1947, logró al edificio principal del Rey, ubicado en el castillo, llego vivo pero muy herido, llevando consigo la bandera de mexicana del batallón de Mina, y aunque estaba herido, evito que los estadounidenses lo mataran y arrebataran el símbolo patrio que desde luego si lo hubieran logrado, hubiera sido una gran ofensa ante la Nación. Ya moribundo, después de muchos ataques, se quito la camisa, se envolvió en la bandera aventándose hacia el vacío.

4. La historia no dice toda la verdad.

Crédito: es.historia.com

El historiador Alejandro Rosas dice: "nada más se le da énfasis a los Niños Héroes, era para infundir el honor y el orgullo por México, sobre todo encaminada hacia los cadetes del Colegio Militar". Y ese es un punto muy importante, ya que solo nos sabemos la historia que nos han contado en libros de texto, pero siempre hay más allá de la "verdad". El especialista en historia, Primitivo Olvera, menciona que siempre se cuenta la historia como si solo hubiesen sido los 6 niños héroes defendiendo al castillo contra 200 mil soldados americanos y menciona: "Ahí está el desastre, porque ese 13 de septiembre no solamente fueron esos seis defensores, había más de 50 cadetes defendiendo su colegio que estaba en el Castillo de Chapultepec, además había más de 800 o 900 soldados mexicanos custodiando y resguardando la posición". También resaltó que ese 13 de septiembre de 1847 murieron cerca de 700 mexicanos más los seis cadetes, pero todo se resumió en que murieron seis cadetes y por eso se trastocó lo de Juan Escutia que se envolvió en la Bandera Nacional, siendo esto una invención, afirmando que no hay manera de sostener esa versión, porque se sabe donde cayó muerto, cuando fue encontrado en una de las laderas más escarpadas de Chapultepec.