Es claro que en la televisión no solo debe haber "contenido cultural", eso sería mucho pedir. También está bien que haya entretenimiento, a todos nos hace falta un  rato para relajarnos y reír un rato. Sin embargo, existen programas de "entretenimiento" que no son mas que  programas de mal gusto y poco ingenio.

Se supone que deberíamos pasarla bien al ver este tipo de programas, pero muchos "comediantes" de hoy día, son muy malos y tienen un pésimo sentido del humor que ellos creen que es del agrado del público, cuando lo único que logran es causar molestia y desagrado.

A continuación te diré cuales son los 6 "comediantes" mexicanos que todos odian.

1. Adal Ramones

Crédito: vanguardia.com.mx

Este hombre creía ser el comediante que el país esperaba, claro, hablo de cuando tuvo su época de oro. creía que su éxito sería eterno y ni siquiera fue capaz de soportar la presión laboral, pues prefirió retirarse con sus miles de pesos en costales. Sus principales seguidores eran pubertos espinillentos de hace mas de una década. La verdad es que le hizo un favor a la televisión y a los mexicanos al retirarse.

2. Platanito

Crédito: laopinion.com

Su programa se llama Pantanito show, su personaje es un payaso alburero absolutamente vulgar y de mal gusto (por lo menos Polo Polo o Brozo en su primera etapa como comediante tenían cierta finura y estilo al relatar chistes y albures), además es ignorante e insensible con temas delicados, pues demostró su gran estupidez al hacer un chiste sobre las víctimas del incendio de la guardería ABC de Sonora, lo cual causo mucha polémica, y con justa razón, no es un tema el cual deba usarse como material para hacer chistes. Su poca empatia, su manera tan vulgar de expresarse y su corrientada, lo pone en esta lista, pues a pesar de tener varios fans, muchos lo odian.

3. Mascabrothers

Crédito: frecuenciamusicalradio.blogspot.com

Ellos son un dúo de albureros sin sentido y de mal gusto, usan más maquillaje que un travesti de los años 80. Nunca han tenido éxito que esperan, y es comprensible, son malos en lo que hacen, lo cual es beneficioso, pues no tenemos que aguantar sus albures. Representan la decadencia del humor mexicano, la cual tuvo su inicio en los años setenta con las famosas películas de albures y ficheras, y que se agravó en las décadas posteriores, basándose hasta el cansancio en estereotipos anclados en la tradición nacional de clasismo, sexismo, racismo y otros estereotipos, así como en un lenguaje de doble sentido muy poco ingenioso, aburrido y predecible.

4. Jorge Ortiz de Pinedo

Crédito: clubdecomediantes.com.mx

Encarna toda la antítesis de un humorista, es pedante, sangrón, antipático, pelado y simplista, y de pilón machista. Deja en ridículo a las mujeres que trabajan para él, también hace "chistes" humillantes sobre la personas con obesidad, y se ha prestado en inumerables ocasiones a las representaciones burlonas que la empresa para la que trabaja hace sobre las clases sociales populares mexicanas. Jamás he escuchado decir a alguien que Jorge Ortíz es un gran comediante, la verdad es que es muy odiado por su manera antipática y ofensiva en la que hace sus "chistes".