5. Si tienes problema para guardar tus restos de lana, enrollalos en tus pinzas para tender ropa.

6. Puedes utilizar revisteros para acomodar cajas de pasta, papel aluminio y bolsas de plástico en tu cocina.

7. Si te gusta hacer cupcakes, guarda tus envolturas para cupcakes en un bote.

8. Organiza tus brochas de maquillaje en un portacepillos.