Mundo eMe
mitzi 8120 puntos 30/03/2020 33997 visitas Reportar

En estos tiempos de influencers de belleza, redes sociales y recetas mágicas del internet, la mecánica del cuidado de la piel ha cambiado mucho, y hay tanta información que a veces puede quedarse en el olvido las verdaderas recomendaciones de un profesional de la piel. Hoy en día, la gente puede confiarse mucho más de los consejos de un influencer con miles de seguidores, que de un dermatólogo o experto en el cuidado de la piel que cuente con estudios y certificaciones.

Lo cierto es que no importa que se trate de una cuenta verificada o un influencer muy popular con recetas milagrosas para curar el acné, los años de estudio de un dermátologo y los datos respaldados por estudios científicos siempre van de gane en cuanto a lo que debemos y a lo que no debemos hacer con nuestra piel.

Además de los consejos de influencers, también han surgido muchos productos, marcas y nuevas técnicas con tratamientos innovadores para el cuidado de la piel, pero que no necesariamente están aprobados por los expertos de la piel.

Hoy te compartimos cuáles son esas cosas que, de acuerdo a los dermatólogos, jamás se le debe hacer a la piel pues resulta dañino a corto o largo plazo.

Independientemente de los consejos y tips que veas en internet, siempre te recomendamos acudir con tu dermatólogo ante cualquier duda que tengas sobre el cuidado específico para tu tipo de piel y otras condiciones de ella que pudieras llegar a tener.

1. Mascarillas dolorosas.

Crédito: Tech Nature.

Las mascarillas peel-off son muy populares, y existen muchas marcas con diversos ingredientes que pueden ser benéficas para la piel, sin embargo, de acuerdo a los dermatólogos, si una de estas mascarillas duele demasiado al retirarla, no es buena seguirla usando. Si duele cuando retiras este tipo de mascarillas, podrías irritar tu piel y provocar ciertos tipos de dermatitis e incluso hasta abrasiones cutáneas. Si lo que deseas es deshacerte de los puntos negros, estas mascarillas no son efectivas, pues solo retiran una capa superficial de piel; en su lugar, es recomendable que utilices exfoliantes químicos, como el ácido salicílico o retinol, y exfoliar físicamente 2 o 3 veces a la semana.

2. Tatuajes grandes y coloridos.

Crédito: My Modern Met.

En general, los dermatólogos no son muy fans de los tatuajes, pues se trata de lastimar la piel e inyectarle tinta que puede ser dañina para ella. De acuerdo a algunos especialistas, un tatuaje muy grande y multicolor no es la mejor opción, pues de arrepentirte, removerlo podría ser extremadamente doloroso y difícil.

3. Exfoliar demasiado.

Crédito: The Telegraph.

La exfoliación no es mala, y los dermatólogos no están en contra de ella, pues ayuda a quitar las células muertas y estimular la renovación de la piel, sin embargo, hacerlo diariamente o con demasiada frecuencia puede resultar en una piel irritada, con micro lesiones e incluso provocar hiperpigmentación. Lo ideal es hacerlo de 1 a 3 veces por semana y con un producto adecuado para el tipo de piel.

4. Enjabonarse diariamente.

Crédito: Hola.

De acuerdo a los dermatólogos, lavar diariamente la piel con agua y con jabón puede dañar la barrera externa de grasa que protege la piel, lo que a largo plazo puede provocar resequedad o dermatitis atópica, así que es recomendable elegir un jabón adecuado que humecte y no sea agresivo, además de solo enjabonar diariamente aquellas áreas realmente necesarias, como las axilas, ingles y la zona íntima.