El tener mascotas en casa no solo beneficia a los más pequeños, también a los mayores ya que ayuda a controlar el colesterol, reducir el estrés y fortalecer el sistema inmunológico.  

Cuando somos pequeños el relacionarnos con mascotas no solo fortalece el sistema inmunológico, lo cual nos ayuda a evitar alergias y enfermedades respiratorias; de igual manera nos ayuda en nuestro desarrollo en general, cognitivo, disminuye la ansiedad por separación cuando nuestros padres tienen que ir al trabajo, el tener alguien con quien convivir y jugar nos ayuda a aumenta nuestra autoestima (que es tan frágil siendo niños), nos enseña a ser responsables, compasivos, empáticos, facilita la recreación con otros seres humanos ya que estamos acostumbrados a tomar en cuenta los sentimientos de los demás lo cual hace que fortalezcamos el sentimiento de competencia y seguridad, ya que sabemos que nuestra mascota estará siempre allí para nosotros. 

Al ser mayores y volver del trabajo o escuela a casa nuestra mascota nos da un espacio de escape del estrés con el que vivimos día a día ya que por un momento debemos dedicarnos a ellos ya se saliendo a pasear con ellos un rato, alimentándoles, cepillando su cabello o simplemente jugando con ellos; al reducir el estrés por un momento podemos sentirnos seguros gracias a su acompañamiento y esto nos permite relajarnos al fin, aunque sea por un momento y si además nuestras mascotas duermen  con nosotros asegura una mejor calidad del sueño, lo cual nos ayuda a aumentar la longevidad y así poder vivir día a día con un poco más de alegría y calma.  

Además de los beneficios que dan a nuestra salud, también nos regalan muchos momentos de risa, nos regalan sonrisas, amor incondicional, amistad incondicional, algunos incluso son excelentes niñeras para nuestros niños o el resto de nuestras mascotas, hay perros tan geniales e inteligentes que pueden guiar a seres humanos o ser sus animales de soporte emocional, como es el caso en personas con ansiedad extrema, ataques de pánico o síndromes como el Asperger.  

 Debido a todo esto y muchísimas razones no solo debemos cuidarles y asegurarnos de denunciar a quienes los maltraten, también es nuestro deber como sociedad esterilizarles para evitar sobrepoblación de su especie y, ante todo: ¡Adoptemos! 

Evitemos comprar en las tiendas de mascotas ya que para tener cachorritos en exhibición muchas de estas los obtienen de madres explotadas para producir camadas de gatitos, perritos, conejos, etc. Vayamos al refugio cercano, si es posible rescatemos a un pequeño en situación de calle, seamos más conscientes ya que ellos dependen por completo de nosotros.  

 

En la Ciudad de México podemos denunciar el maltrato animal con la Brigada de Vigilancia Animal ya se llamando al 5208-9898 o enviando un correo electrónico a [email protected] 


¿Qué opinas?

Unirse o Regístrate para comentar este contenido
Cargando...