¿Dónde nace el amor? ¿En el cerebro o en el corazón?

El origen del enamoramiento y la razón por la que sentimos la sensación de "mariposas en el estomago"

Tuul Comunidad
Dra. Katherin Mejia 08/08/2020 3 visitas Reportar

Durante años el comercio y la literatura han tratado de convencernos de que el amor lo sentimos en el corazón, siendo este un órgano vital para los seres vivos el responsable de hacernos sentir ese “flechazo” produciendo en nosotros sensaciones inigualables y difíciles de explicar, pero ¿Qué pensarías si te dijera que todas estas emociones son producto de la activación de aproximadamente 12 áreas diferentes en nuestro cerebro?

Durante este proceso son 12 áreas diferentes las que entran en juego dentro del cerebro, en las cuales nuestro órgano principal es responsable de la liberación de sustancias químicas como la dopamina, la oxitócica, la adrenalina y vasopresina.

1. Entonces, ¿el amor es corazón o cerebro?

Crédito: contento

La psicóloga clínica, América Celeste Gómez Esquivel, explica que las sustancias químicas llegan a través de receptores (dendritas), al tálamo e hipotálamo, viajan por la médula espinal y de ahí se esparcen al cuerpo provocando los conocidos síntomas del amor. Sorprendente cierto, pero así lo es nuestro cerebro es el responsable de sentir esta increíble sensación de estar enamorado. Según un estudio de la universidad de Syracuse, en Nueva York, la sensación de enamoramiento es de carácter eufórico, en la cual están involucradas las áreas intelectuales del cerebro, el razonamiento y el criterio propio, además concluyen que en promedio los humanos tardamos un quinto de segundo en sentir esas “mariposa en el estomago”

2. Porque sentimos “mariposas en el estomago”

Crédito: harmonia

La gastroenteróloga, Karla Sugey Torres Castillo, explica que el intestino es llamado el “segundo cerebro”, ya que las emociones están directamente conectadas con las funciones del tracto digestivo, de ahí la sensación de “mariposas en el estómago”, producto de los sentimientos positivos; en cambio, cuando ocurre una decepción, pueden surgir malestares como un colon irritable.

3. El enamoramiento con fecha de caducidad

Crédito: el confidencial

Las leyes biológicas son inexorables; nuestra sensación de enamoramiento solo es un proceso químico de corto plazo de duración, calculado para un máximo de 3 años. Y la razón es porque nuestro cerebro se acostumbra a esta estimulación hormonal, volviendo a nuestras terminaciones nerviosas insensibles a la producción de las hormonas. El trabajo del cerebro se normaliza y vuelve a su ritmo normal y las hormonas dejan de estimular la dependencia emocional de la pareja entre sí. Por lo que la duración del estado de enamoramiento varía en función de los estímulos que se reciban del ser querido; cuando el cerebro se acostumbra, disminuye la producción de dopamina, oxitócica y serotonina, se activan las funciones del lóbulo frontal y la persona comienza a ver “la realidad”, así como los defectos de la pareja.

4. El enamoramiento con fecha de caducidad

Crédito: el confidencial

Las leyes biológicas son inexorables; nuestra sensación de enamoramiento solo es un proceso químico de corto plazo de duración, calculado para un máximo de 3 años. Y la razón es porque nuestro cerebro se acostumbra a esta estimulación hormonal, volviendo a nuestras terminaciones nerviosas insensibles a la producción de las hormonas. El trabajo del cerebro se normaliza y vuelve a su ritmo normal y las hormonas dejan de estimular la dependencia emocional de la pareja entre sí. Por lo que la duración del estado de enamoramiento varía en función de los estímulos que se reciban del ser querido; cuando el cerebro se acostumbra, disminuye la producción de dopamina, oxitócina y serotonina, se activan las funciones del lóbulo frontal y la persona comienza a ver “la realidad”, así como los defectos de la pareja.