5 claves para salir de una relación toxica (no es el: ¡[email protected] date cuenta!)

5 consejos claves para salir de una relación toxica (no, no es el fastidioso: ¡[email protected] date cuenta!)

EduKT
eduKT 10/08/2020 16 visitas Reportar

Las relaciones tóxicas afectan la salud y la autoestima, provocando infelicidad e insatisfacción, y a pesar del sufrimiento que ocasionan es muy difícil salir de ellas.

El gran problema que existe en las relaciones tóxicas y por lo que es tan difícil salir, tiene que ver con una confusión en la que ninguno logra ver ni experimentar que ninguno obtiene una ganancia. En lugar de ser capaces de ver y experimentar que ambos pierden con la manipulación, la descalificación, los comentarios hirientes, la privación de la libertad al otro, se cree y se vive como si solo uno perdiera, el lado débil y el otro ganara.

De este modo, entonces, podemos afirmar que existen muchas formas en las que una relación puede volverse dañina, y todas tienen que ver con una incapacidad de ambos en la relación para asimilar adecuadamente problemas no resueltos individuales de su propio pasado.

Esto quiere decir que todos estamos expuestos a que nuestra relación se torne tóxica o dañina, en tanto que no hacemos frente a los retos que surgen a la hora de relacionarnos. Si estas en una relación tóxica es probable que te hayas dado cuenta de que no es fácil salir, recuerda que el primer paso es aceptarlo y pedir ayuda, no tengas miedo de ser juzgado, pues todos en algún punto de nuestras vidas necesitamos apoyo de alguien más.

Es por eso que a continuación te traemos 5 claves importantes para salir de una relación toxica, es importante que te esfuerces en lograrlo y no pierdas confianza de que es posible. 

1. Termina con el autoengaño

Crédito: Telemundo

El primer paso para poder salir de una relación tóxica es reconocer que estás en una. Mantente abierto a las percepciones y opiniones que te puedan hacer amigos y familiares, si bien no necesariamente serán acertadas, es importante que simplemente las tengas en cuenta y no te cierres a las personas que son importantes para ti. Hazte preguntas sobre cómo te sientes después de ver a esta persona y piensa en las cosas que aporta y las que has dejado de hacer o quisieras hacer, recuerda que tú eres tu prioridad.

2. Tú no eres el único culpable

Crédito: Redacción Oaxca

El paso más importante para desprenderte de una relación tóxica es darte cuenta que a pesar de que lo que la pareja te diga, tú no eres el único culpable o responsable de que no salgan bien las cosas en la relación. Una relación es responsabilidad de los dos involucrados, libera las culpas y aprende de los errores.

3. Conoce los puntos clave

Crédito: La Vanguardia

Si no hacemos frente adecuadamente a los retos que surgen a la hora de relacionarnos como pareja, nuestra relación puede volverse tóxica. Estos retos tienen que ver con problemas no resueltos que cada uno arrastra de su propio pasado, y que salen a flote en una relación importante debido a la confianza, la intimidad y la cercanía. Llamamos tóxico a las consecuencias de un mal manejo de estos problemas no resueltos, por lo que el antídoto tiene que ver en primer lugar con identificar cuál es este problema no resuelto con el que nuestra relación nos confronta y solucionarlo, ya sea hablándolo o pidiendo ayuda a un especialista. Esto quiere decir que, independientemente de continuar o no con la relación, es necesario atender estos problemas no resueltos ya que, de hecho, romper de tajo con una relación no es garantía de que el problema terminé ahí, pues existen riesgos de que puedas volver a entrar en otra relación tóxica en el futuro.

4. Pon limites

Es muy probable que ya tengas identificadas cuáles son las conductas tóxicas en tu relación de pareja, solo que las ves con ojos inocentes y encuentras formas de justificarlas. Identificar los comportamientos tóxicos tiene que ver con aprender a ver el modo de relacionarse el uno y el otro desde una perspectiva diferente. Identifica las conductas que debes evitar, es decir, pon límites a modo de advertencias para reconocer conductas que no debes soportar