5. Movimientos bruscos.

Éfeso, un médico famoso de Roma en el siglo II decía que la mujer debía hacer esfuerzos, brincar, saltar, cargar cosas pesadas durante los primeros 30 días del embarazo para provocar el aborto.

6. Crema de estiércol de cocodrilo.

Se usaba una pasta a base de excremento de cocodrilo y miel, y esta era usada por las mujeres como anticonceptivo o abortivo.

7. Miel y bicarbonato.

Esta mezcla era usada por las egipcias, pues el sodio irritaba tanto la vagina que el bebé terminaba por desprenderse.

8. Papaya.

En Asia se usaba una papaya verde para prevenir el embarazo o abortar, pues al no estar madura contiene pepsinas que pueden inducir contracciones y por ende, provocar el aborto.