Las frases más celebres que inmortalizaron a Muhammad Ali

Advertisment

El boxeador Muhammad Ali siempre será recordado por haber sido el primer pugilista en ganar tres veces el título de la máxima división del boxeo, además por sus famosas declaraciones sobre la guerra de Vietnam, la discriminación racial, la religión y su filosofía, con estas contundentes e impactantes frases como las que veremos a continuación.

Desde sus comienzos en el boxeo, Ali comenzó a practicar este deporte a los 12 años de edad y peleó por treinta años arriba de los cuadriláteros. Con una marca personal de 56 peleas ganadas, 5 perdidas y 37 nocáuts, 26 de esas peleas con la promoción de Arum.

Ali, fue y sera conocido entre todas las personas como 'El más grande', dejo muchas frases a lo largo de su carrera que en realidad definieron su vida, como la tan popular "Vuela como mariposa, pica como abeja", frase que define lo que debe ser un boxeador (rápido de pies y letal con los guantes) hasta la magnífica "Tus puños no le pueden pegar a lo que tus ojos no ven".

¡Sin duda unas geniales citas!


Advertisment

1. “Vuela como mariposa, y pica como abeja. ¡Ruge, joven, ruge!”

0
0 Votes

Esto lo dijo antes de salir a pelear la primera pelea de su vida ante el boxeador Sonny Liston en 1964.

2. “¿Hablas en serio? Tengo que quedarme aquí y conducir a mi gente al hombre correcto, Elijah Muhammad”

0
0 Votes

Cuando fue entrevistado por el periodista del New York Times, Robert Lipsyte, el 26 de abril de 197, este le pregunto porque no se iba de Estados Unidos, ha dos días de rechazar ser reclutado por el Ejército.Gracias a esta decisión y haber dicho “No tengo ningún problema con el Viet Cong”, la carrera de Ali se quedo en pausa por tres años y medio tras rechazar haber ido a la guerra de Vietnam.

Advertisment

3. “Cassius Clay era el nombre del negrero”

0
0 Votes

Cuando explicó por qué cambió su nombre a Muhammad Ali, el 30 de junio de 1967.

4. “No, dejen que se queden. Hablo cuando gano, tengo que hablar cuando pierdo”.

0
0 Votes

Después de perder la pelea ante Joe Frazier, uno de sus asistentes intento sacar a los periodistas que se encontraban en la habitación de su hotel el 9 de marzo de 1971, y esto fue lo que dijo Ali.